‘Un lugar para quedarme’ disfruta de la riqueza natural de Mequinenza

Un rico patrimonio cultural y un gran entorno natural en el que destaca el agua marcan la personalidad de esta localidad del Bajo Cinca

‘Un lugar para quedarme’ viaja este miércoles (21:35 horas) hasta Mequinenza, en la comarca del Bajo Cinca. El agua es parte importante en este entorno y un buen ejemplo es el club de remo de Mequinenza. Su entrenador, Ismael Cabistañ y la deportista Helena Bernal ponen a prueba las habilidades en el agua del presentador Javier Zapater.

El alemán Markus Stegherr, afincado en el pueblo, tiene su empresa de pesca e invita a Javier a pescar en su barca bajo la mirada del imponente castillo de Mequinenza. El programa mostrará también que la actividad frutícola es intensa en el campo de Sergio Soler. Javier le echa una mano en la recolección de nectarinas.

Poldo Sillué es un joven campeón de trial que tiene su propio circuito de entrenamiento en el pueblo gracias a los vecinos y amigos. Javier prueba a llevar su bici y afronta las dificultades de mantener el equilibrio.

Otro de los protagonistas del programa es David Oliver, un amante de la naturaleza y el deporte que aprovecha los alrededores para recorrerlos con su hijo. Javier conoce uno de esos rincones junto a ellos. Los paseos dan pie a encontrarse con vecinos del pueblo. Así, Javier tiene la oportunidad de conocer a algunas de las mujeres de la Asociación La Dona o al escritor Gerardo Nicolau, para quien Mequinenza es fuente de inspiración.

En su recorrido, Javier Zapater conversará también con Cristina Galindo, que tuvo que buscar una nueva forma de ganarse la vida y optó por la artesanía y los crepes, y conocerá a Carlos Sanjuán y Ana Galindo, dos vecinos que decidieron dedicarse a la apicultura y producen su propia miel.

‘Un lugar para quedarme’, este miércoles a las 21:35 horas, en Aragón TV.

Galería fotográfica