“He gastado muchos pañuelos de tanto llorar”

Aragón TV emite este jueves (21:30 horas) el octavo y último capítulo de ‘El último show’. El desenlace de esta serie de ficción, creada por Álex Rodrigo (‘La casa de papel’, ‘Vis a vis’,…) y codirigida junto a Carlos Val (‘Planeta 5000’) llega con la emoción en todo lo alto.

Pulsa para ampliar

Miguel Ángel Tirado ha encabezado el reparto sobre el que ha reposado la responsabilidad de llevar adelante esta historia en la que se entremezcla el drama y la comedia. Se ha enfrentado a un juego de espejos para recrear la vida de un cómico cansado de sus propios chistes, que se replantea su lugar en el mundo y solo ansía recuperar el amor de su exmujer y cumplir el sueño de su vida: dirigir una película surrealista como las de Luis Buñuel.

Vicente Pallarés ha hablado con Miguel Ángel. Puedes ver aquí la entrevista o seguir leyendo.

-Llega el desenlace de ‘El último show’ este jueves se emite el capítulo octavo y último de la serie ¿cómo vives este momento?

Se ha pasado el tiempo volando. En febrero de 2019 se puso en marcha, empezó el rodaje en septiembre y de repente estamos a punto de ver el último capítulo. Ha ido todo a velocidad vertiginosa, pero estoy encantado.

-Sobre ‘El último show’ ha escrito maravillas la prensa especializada. Han dicho que es una de las series “revelación de la temporada”, que es “imperdible”, que es una ficción con corazón”. ¿Esperabas este éxito.

La verdad es que no. A pesar de que Álex es uno de los mejores directores que tenemos en el país, yo tenía dudas sobre mi propia capacidad para afrontar este reto. Pero al final ha quedado una serie preciosa.

-Sin desvelarnos nada del capítulo final, sí que sabemos que Chusé, una vez más ha movido hilos para intentar que Marianico sea pregonero de las fiestas del Pilar. ¿Lloraremos, reiremos o ambas cosas?

Hay una escena que no te desvelaré en la que el día que se rodó lloramos todos los que estábamos allí, desde peluquería a vestuario, cámaras...¡todos! Fue una escena durísima. Tengo ganas de verlo porque es el último y para mí es el mejor. Lo mío siempre ha sido hacer reír. Hacer llorar es fácil, basta con que le cuentes a alguien tu vida. Pero para mí lo difícil era meterme en el papel y ser capaz de transmitir todos esos sentimientos.  Pero con tan buena dirección y con el coach Rubén Martínez, me han ayudado mucho a sacar lo que requería cada escena. Menos mal que las chicas de maquillaje siempre llevaban pañuelos de papel porque he gastado muchos de tanto llorar.

-La serie ha estado llena de cameos y en el último capítulo habrá una constelación de estrellas, entre ellas el mítico abanderado del punk aragonés, Manolo Kabezabolo ¿Os conocíais de antes de la serie?

Nos conocíamos de habernos visto por la televisión pero no personalmente. Sintonizamos muy bien, nos lo pasamos de maravilla y fue un placer rodar con él.

-La serie ha sido éxito de audiencia en Aragón y ha generado tanto interés que la prestigiosa plataforma HBO la ha adquirido y su vicepresidenta en Europa ha dicho que ‘era una joya que no podían dejar escapar’.

Estoy en una nube. Me alegro de corazón por Aragón TV, por lo que ha arriesgado ya que nadie sabía lo que podía pasar. Me alegro por los directores, sobre todo por Álex Rodrigo que ha confiado en mí. Y por los grandes compañeros que he tenido tanto en la parte artística como técnica. He estado superfeliz. Era difícil que no saliera bien por la entrega, el cariño y trabajo que le han puesto todos.

-Un rodaje tan largo seguro que deparó muchas anécdotas divertidas o curiosas…

Edu, el director técnico, siempre me preguntaba ¿tú que le echas al colacao? Porque cada mañana llegaba cantando al rodaje. Yo estaba todo el día de flor en flor, contando chistes, intentando que la gente estuviera contenta. Era un rodaje duro pero en todos los trabajos si estas a gusto con los compañeros, sale muchísimo mejor y eso se ha notado.

He tenido la suerte de trabajar con grandísimos actores y actrices. Luisa Gavasa es un monstruo de la interpretación. Yo veía a gente con tanta categoría que pensaba que iba a desentonar. Pero ha habido una gran armonía entre todos por la que estoy agradecido.

-Fuera de Aragón te van a poder ver en HBO pero también en, al menos otras siete cadenas autonómicas. ¿Tienes curiosidad por ver y escuchar cómo te doblan al gallego o al catalán?

Yo quiero verlo. A ver como el catalán hace el acento aragonés. ¡Igual le sale valenciano…! No sé cómo quedará eso. Yo si fuera ellos dejaría el original… para que pudieran disfrutar más del personaje. Hay grandes dobladores, pero será difícil.

-La serie juega con la idea de que tú eres un hombre que ha tocado fondo, que crees que tu personaje de Marianico el corto ha muerto y deseas hacer otras cosas. Pero eso es la parte de ficción porque ¿quién es para ti Marianico?

Marianico ha sido el personaje que me ha hecho popular, me ha hecho vivir bien. Mientras tenga fuerza y pueda estar en un escenario voy a seguir con mi Marianico. Pero la serie refleja muy bien lo que le puede pasar a muchas personas, que se preguntan qué he hecho hasta ahora y desean cambiar. Es lo que se presenta en la serie. Quiero dejar de hacer reír y hacer una película surrealista, pero en el fondo tal vez lo que realmente desea mi personaje es recuperar a su exmujer.  

-Tal como está la situación suponemos que, como al resto del mundo de la cultura, se te habrán cancelado todas las actuaciones previstas.

Ha sido un jarro de agua fría que ha caído sobre el entusiasmo que había despertado la serie. Iba por la calle y la gente ya no me llamaba Marianico sino Miguel Angel y me felicitaban. Toda esta situación la estoy viviendo con mucha pena porque está muriendo muchísima gente. Y también con la ilusión de que acabe pronto y se encuentre una medicación que evite que esto vaya más. Estoy admirado por la cantidad de gente que está dejándose media vida para que los demás podamos vivir. Desde los sanitarios, todo tipo de policía, ejercito, los de la limpieza, basuras, los transportistas, las tiendas, los agricultores... Demuestra que, si escarbas, todos somos buenos. La gente es buenísima y da lo mejor que tiene.

-¿Cómo ves tu futuro inmediato?

Estoy viendo películas, programas, buscando ideas nuevas para nuevos shows… Me encantaría hacer una segunda parte de ‘El último show’ o embarcarme en otra serie. Me ha gustado mucho este mundillo y hacer este trabajo ha sido cambiarme de arriba abajo, o como dice Àlex Rodrigo “desmarianizar a Marianico” y sacar a la persona que lleva dentro.