FALTA DE SUMINISTROS

La planta de Stellantis en Figueruelas para de nuevo

El parón afecta este martes a una de las líneas de producción, y el miércoles a las dos líneas en los turnos de mañana, tarde y noche

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Fabrica de Stellantis en Figueruelas (EP).

La falta de suministros de componentes ha obligado de nuevo a la planta de Stellantis en Figueruelas a parar la producción, de tal manera que este martes se ha detenido la actividad productiva en la línea dos de la factoría en los turnos de mañana, tarde y noche. El miércoles los paros afectarán a las dos líneas, también en los tres turnos. 

La actividad se retomará tras las vacaciones, el 17 de agosto, pero con la duda de si habrá suficientes semiconductores, cuya escasez ha paralizado en los últimos meses no solo la planta aragonesa sino a todos los fabricantes de coches de Europa y a la industria auxiliar. Se calcula que se han dejado de ensamblar unos seis millones de coches en el continente. 

La plantilla vive con incertidumbre esta situación. Si bien en octubre se producía al 100 % y con cien nuevos contratos, se ha pasado desde febrero a paros intermitentes, en total unos 30 días, por la falta de suministros. Además, esto ha supuesto el fin de 300 contratos temporales. Como explica Rubén Alonso, presidente del comité de empresa de Stellantis Zaragoza, "nos están diciendo medios de comunicación especializados en el tema que la solución no podría llegar hasta principios del año que viene. Esperamos que se solucione antes para que los trabajadores dejemos de tener esa incertidumbre y poder trabajar con normalidad."

Un problema compartido

La falta de suministros en un problema compartido con todas las marcas fabricantes y con los proveedores. La clava para mantener la mayor parte del empleo están siendo la flexibilidad y la renuncia a la planificación a medio plazo, como resalta David Romeral, gerente de cluster Automoción Aragón: "Es casi semanalmente el esfuerzo que se hace en las empresas. Y eso es una pena, porque no puedes dedicarte al futuro, al lanzamiento de nuevos vehículos, a las mejoras en la productividad, si no que estás casi en el día a día, haciendo cambios continuamente". 

Como posible solución para evitar situaciones similares, Romeral apunta que debería rebajarse la dependencia de proveedores que están situados a gran distancia.