EN ZARAGOZA

El jurado popular declara culpable por homicidio al autor del crimen de Reyes

El abogado de la defensa recurrirá el veredicto por un defecto en una de las preguntas. El suceso ocurrió en el barrio Delicias de Zaragoza el 5 de enero de 2015, cuando el acusado intentaba comprar cocaína

ARAGÓN NOTICIAS /
Wilson de la Cruz, acusado de asesinar a otro hombre para robarle un alijo de droga durante la noche de Reyes en Zaragoza de 2015.
icono foto Wilson de la Cruz, acusado de asesinar a otro hombre para robarle un alijo de droga durante la noche de Reyes en Zaragoza de 2015.

El jurado popular considera culpable de homicidio al hombre acusado de asesinar a otro hombre la noche de Reyes de 2015, en el barrio Delicias de Zaragoza. Se le considera culpable, además, de los delitos de robo con violencia, tenencia ilícita de armas y contra la salud pública.

El veredicto se ha producido en la tarde de este jueves, tras las tres sesiones de juicio en la que han sido escuchados el propio detenido, el abogado de la defensa, los médicos forenses y los policías que actuaron en el caso. Todavía a la espera de que se dicte sentencia, el abogado defensor, Daniel de Andrés, ha adelantado a Aragón Noticias que recurrirá el veredicto por un defecto en una de las preguntas. "Habían aceptado la tesis del forcejeo, pero al final han valorado que el detenido aceptó como probable que pudiese matar a la persona".

Como consecuencia, Wilson de la Cruz no ha sido considerado culpable de asesinato -que es lo que pedía la Fiscalía- sino de homicidio, lo que podría suponer una pena mínima de 10 años de prisión. El jurado popular considera que hubo forcejeo entre ambos, que la víctima no fue atacada por sorpresa y que Wilson no tenía una clara intención de matar, aunque sí era consciente de que el resultado podía ser ese, llevando un arma.

La hermana de la víctima, Bélgica Cristina Carrasco, se ha mostrado satisfecha con el veredicto. "Entiendo que si vas a una casa a robar con una pistola estas dispuesto a todo", apunta. La familiar, que estaba presente en la casa en el momento del crimen, recuerda los momentos posteriores a los disparos: "Mi madre salió e intentó quitarle la pistola, pero se desmayó. Mi hermano gritaba que llamáramos a la ambulancia". 

"No tenía intención de matar a nadie"

En la primera sesión del juicio, celebrada este lunes, el acusado reconoció que acudió al domicilio del fallecido, localizado en el barrio Delicias de la capital aragonesa, acompañado de dos personas para comprar cocaína. Una vez allí, propietario y comprador se enzarzaron en una pelea, motivada por un intento de llevarse la droga sin pagar. Este suceso provocó un disparo pero, según afirmó, "no tenía intención de matar a nadie" y el único fin del arma que portaba era "intimidar". 

La Fiscalía pidió entonces 30 años de prisión para el acusado, la cual llegó a rebajar hasta a 26. Por su parte, el abogado de la defensa pidió cuatros años de prisión por homicidio imprudente, mientras que la autopsia y la ubicación de los once disparos que alcanzaron al fallecido apuntan que los disparos se hicieron intencionadamente.

El caso de Wilson de la Cruz, quien fue detenido en Estados Unidos por la Interpol tras casi cinco años de fuga, queda visto para sentencia. 

Vídeos

Vídeos