EN TARAZONA

Beamonte pide bajar los impuestos como medida de recuperación

El presidente del PP en Aragón también se ha mostrado disconforme con las restricciones frente a la COVID-19

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto El presidente del Partido Popular en Aragón, Luis María Beamonte, reunido con el Círculo de Empresarios de Tarazona y la Comarca.

El presidente del Partido Popular en Aragón, Luis María Beamonte, ha reclamado al Gobierno una bajada de impuestos como medida de recuperación económica, "para que el tejido productivo vuelva a tener pulso y las personas vuelvan a tener oportunidades". Así se ha pronunciado el popular este lunes, durante una jornada de trabajo en la comarca de Tarazona y el Moncayo, donde también se ha reunido con representantes del tejido industrial de la zona.

"A la falta de capacidad de gestión del Gobierno de España se une la falta de gestión del Gobierno de la Comunidad", ha añadido Beamonte, quien ha acusado al presidente de Aragón de no "saber aplicar las medidas necesarias que el momento requiere", como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

En este sentido, Beamonte ha celebrado la mejora en la incidencia de contagios por coronavirus en la Comunidad y ha afirmado que, con medidas de precaución y de control, se puede dar "un mayor juego" a la actividad hostelera, industrial y de ocio. "Una Comunidad Autónoma, fuera del estado de alarma, no puede restringir derechos fundamentales con carácter general", ha sentenciado.

Sobre la reunión con los empresarios de Tarazona, a la que también ha asistido el presidente provincial del PP en Zaragoza, Ramón Celma, Beamonte ha planteado escenarios para colaborar de la mejor manera entre la iniciativa privada y las instituciones públicas para fortalecer el tejido productivo.

El presidente del Círculo de Empresarios de Tarazona y la Comarca, José Luis Mañero, por su parte, ha transmitido que el principal objetivo de esta asociación, que se presentará en sociedad la próxima semana, es "ayudar para tratar de asentar la población, crecer como ciudad y crecer como órgano de control del Ayuntamiento". En concreto, se encuentran especialmente preocupados por los sectores de la agricultura, el comercio y la hostelería, los cuales, ha dicho, están en "cierta decadencia".