PILAR 2021

Balance positivo de la primera parte del Pilar

El Ayuntamiento se ha mostrado satisfecho también con la decisión de Sanidad de autorizar la retirada de la malla de ocultación para poder ver el manto de la Virgen

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Una mujer posa delante del manto multicolor de la Virgen este miércoles.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha realizado este miércoles un balance positivo de cómo se ha desarrollado la primera parte del Pilar 2021, especialmente de los actos centrales, las ofrendas de Flores y de Frutos, marcadas por las restricciones impuestas por Sanidad, así como de la programación cultural, con un amplio listado de actividades gratuitas y de aforo limitado, según han destacado. 

El manto de la Virgen del Pilar luce desde este miércoles libre de mallas de ocultación, a la vista de los ciudadanos que se acercan hasta la Fuente de la Hispanidad para fotografiar la estructura multicolor, tras la decisión de Sanidad de retirar las lonas que impuso para el acto de este martes y que, con el fin de evitar aglomeraciones, impidieron poder seguir a pie de calle un acto que fue retransmitido íntegramente por Aragón Televisión. 

Una medida no compartida por todos, ya que es tradición acercarse a las inmediaciones de la Plaza del Pilar para retratarse delante del manto y este año había muchas ganas, tras no poder hacerlo el año pasado y sobre la que el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha mostrado su desacuerdo. "Nunca hemos querido polemizar y  no lo vamos a hacer ahora, pero sí es verdad que si la decisión hubiera dependido estrictamente de nosotros, habría habido algunas cosas que se habría hecho de otra manera", ha considerado. 

La Ofrenda de Flores de este año, marcada por las limitaciones de aforo, el recorte de su recorrido, de la estructura de la Virgen y el uso obligatorio de la mascarilla ,contó finalmente con una participación de 17.000 personas, 3.000 menos del límite máximo marcado por Salud Pública, en lo que parece una edición de transición tras la cancelación sufrida en 2020 por la pandemia y con la a esperanza de que, en 2022, la normalidad pueda ser real y completa. 

El formato limitado del acto atrajo a 800 grupos, 110 menos de los inicialmente previstos. Un descenso que puede explicarse por la contrariedad que para muchos de ellos supuso la limitación a un máximo de 20 oferentes por grupo.

En paralelo a la Ofrenda de Frutos, muchos ciudadanos se han acercado este miércoles por la mañana a ver el manto multicolor de la Virgen. Con menos aglomeraciones de las que se podían esperar 24 horas antes, el público esta vez sí ha podido sacar sus móviles para inmortalizar otro año más la imagen más icónica del Pilar. Algunos incluso han traído flores para intentar realizar su propia ofrenda en la pirámide. Un propósito que no han podido cumplir porque ya no se permite acercarse a la estructura, vallada perimetralmente para proteger la imagen y evitar también posibles caídas a la Fuente de la Hispanidad.  

Por delante, todavía casi cinco días de actos en los que el consistorio, en contacto permanente con la Delegación del Gobierno, espera que transcurran con absoluta normalidad.