AGROINDUSTRIA

Empieza la temporada de embolsado del melocotón de Calanda

Aragón dispone de más de 2.000 hectáreas de esta denominación de origen. Cubrir las frutas con bolsas de papel es fundamental para protegerlas de plagas y fomentar su sabor

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Melocotón en Calanda embolsado en el árbol.

Comienza la temporada del melocotón de Calanda, de cuya denominación de origen se cuentan más de 2.000 hectáreas en Aragón. Para proteger esta fruta de plagas y potenciar así su tamaño y su sabor, resulta fundamental envolverla con una bolsa de papel.

En una explotación de melocotoneros se emplea Mihaela Stefan, quien, desde hace 11 años, se dedica al embolsado de la fruta. Cada trabajador  puede colocar entre 3.000 y 5.000 bolsas en melocotones al día. "Es imprescindible ponerle una grapa", relata.

El embolsado es la fase posterior al aclareo, con la que se descargan los árboles hasta quedar con unas 400 o 500 piezas en cada uno. En Calanda, algunas fincas todavía no han terminado esta tarea. El gerente de la Cooperativa La Calandina, Antonio Cerdán, explica que este año "ha habido menos que aclarecer", con respecto a temporadas pasadas. Cerdán precisa que algunos árboles contaban ya con "la fruta justa para embolsar".

En esta campaña, tan solo un 20% de la producción total de las variedades tardías de melocotón amarillo llegará a obtener el sello que otorga la denominación de origen. Sin embargo, si las condiciones meteorológicas continúan como hasta el momento, el consejo regulador de la D.O. Melocotón de Calanda confía en obtener una buena producción de su producto estrella, que rondaría los tres millones de kilos en octubre.