UN AÑO SIN LA CENTRAL

Andorra reclama más ritmo empresarial tras el cierre de la térmica

Se cumple un año del cierre de la Central Térmica de Andorra y los sindicatos denuncian que todavía no tienen información sobre las empresas que se van a instalar en la zona

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Vista aérea de la Central térmica de Andorra.

Hoy hace justo un año que cerró la central térmica de Endesa en Andorra. De los 380 trabajadores que trabajaban en las empresas auxiliares, solo 80 están empleados en el desmantelamiento de la instalación. Según Hilario Mombiela, expresidente del comité de empresa entrevistado en Aragón Radio "entran a cuentagotas. Lo importante es tener un ritmo mas avanzado y dar trabajo a la gente que todavía está en el paro".

Afirma que alrededor de 90 de las 150 personas que trabajaban en Endesa se han prejubilado y el resto han mantenido su empleo en otras plantas: algunos se han ido a Saica, otros trabajan en empresas hidráulicas del Pirineo aragonés y leridano y otros se han tenido que ir hasta Melilla por obligación "o coges esto o no hay nada. Esto de transición justa no tiene nada porque ya avisamos de que iba a suceder".

Renovables y diversificación

Mombiela asegura que la solución pasa por diversificar ya que afirma que no se puede fiar todo a las renovables ya que "necesitan poca mano de obra. Con cuatro o cinco personas se puede llevar un parque". De momento, asegura que no tienen información de las tres o cuatro empresas que les dijeron se iban a instalar, tampoco de la fábrica de pellets de Forestalia. "Esperemos que de aquí a dos años se instale algo, toquemos fondo y comencemos a resurgir hacia arriba", señala.

Según Antonio Amador, alcalde de Andorra, se está trabajando con diferentes empresas que se dedican "desde al sector primario puro y duro, a otros proyectos que se dedican a la alta innovación y empresas pioneras y muy novedosas en lo que desarrollan". Asegura que unos proyectos están más avanzados que otros, pero considera que son ellas las que tienen que anunciarlos.

Amador corrobora que en estos momentos "lo único que genera empleo es el desmantelamiento". Lo prioritario asegura es sacar adelante el concurso de la concesión de los megavatios de la central que se realizará en octubre.