ENTREVISTA COVID-19

La OMS avanza que la COVID-19 se quedará para siempre

La directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud, María Neira, considera que la lucha contra el cambio climático es imprescindible para evitar nuevas pandemias mundiales

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud, María Neira.

La Organización Mundial de la Salud estudia la posibilidad de establecer un calendario de vacunación contra la COVID-19 similar al de la gripe, aunque no tomará la decisión hasta dentro de unos meses, cuando se conozca la trayectoria e incidencia del virus tras las primeras campañas de inmunización. María Neira, directora de Salud Pública de la OMS, ha declarado este miércoles en el programa Despierta Aragón, de Aragón Radio que los avances en el estudio y conocimiento del virus, con las grandes olas epidémicas superadas, "permiten una sensación de optimismo razonable" y que "es probable que el virus se quede endémico".

Neira ha señalado que ahora es el momento de "ser prudentes y seguir vigilantes" para aprender de los factores que nos han llevado a esta situación de pandemia mundial. Ha recordado que cada día hay millones de personas que son vacunadas, lo que, ha subrayado, hará que el virus se vaya ralentizando. Ha asegurado que desde la OMS se está poniendo el foco en los factores ambientales y que, por ello, "hay que empezar a reaccionar al cambio climático, que propicia crisis sanitarias como la actual". Luchar contra el cambio climático, ha dicho, es "apostar por medidas de salud pública" y reducir los factores de riesgos para "reducir también nuestra vulnerabilidad". También ha pedido acelerar los procesos de preparación y respuesta para no tener los mismo problemas que tenemos ahora.
 
Europa, si bien ha sido muy golpeada, ha sido uno de las primeras zonas en pasar a una situación más estable. Una situación que comparte con Estados Unidos, según ha indicado la directora de Salud Pública de la OMS: "Las economías de países más fuertes son las que salen antes de la crisis", ha explicado.

En cuanto a la vacunación en los países con menos recursos, más allá de la liberación, Neira ha apostado por la rebaja de los precios por parte de los productores, aunque ha señalado que lo "realmente importante" es aumentar el ritmo de inoculación, porque el actual "no es el deseado".  "Que la vacuna llegue a todos los países puede evitar que se produzcan nuevas variantes del virus", ha subrayado, para lo cual la solidaridad internacional es esencial.