HASTA EL DÍA 12

Regalos hechos a mano y con mucho arte en la Feria de Artesanía de Zaragoza

La Feria ha regresado este sábado al Auditorio de Zaragoza, tras un año de parón por la pandemia, con 78 artesanos

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Feria de Artesanía de Zaragoza.

Vuelve a Zaragoza la Feria de Artesanía tras el parón del pasado año por la COVID-19. "La verdad es que teníamos ganas de salir a la calle, de mostrar que la artesanía vive", señala contento un vendedor en su puesto de joyería artesanal. Como él, otros 77 artesanos con propuestas de textil, cuero, reciclado, madera o forja, han vuelto a la capital aragonesa para participar en la feria que da comienzo a la Navidad. Este sábado ha abierto sus puertas en la Sala Multiusos del Auditorio, donde se mantendrá hasta el próximo domingo. 

"Teníamos ya muchas ganas de poder encontrar a nuestro público que es habitual en estas fechas y que apoya la artesanía, el trabajo hecho con cariño y a mano", aplaude la creadora de 'Poesía y Piedra' delante del puesto en el que vende sus piezas de arte.  

Los vendedores tenían ganas de volver, pero también los clientes de reencontrarse con los 'stands' y poder adelantar algunos regalos para las fechas que se aproximan. "Somos habituales. Venimos el primer día y repetimos. Teníamos ganas sí", comenta un zaragozano mientras mira los productos de los comercios que le rodean. 

"No es lo mismo vender por internet que ver la cara" del cliente, recalca un vendedor en su puesto de platos pintados a mano. Él es uno de los artesanos que han querido volver a participar en esta cita que suma ya 38 ediciones. "Queremos que vuelva el público fiel, pero llamamos a todos los que no nos conocen", comenta Susana Martín, presidenta de la Asociación de Artesanos de Aragón. 

Los zaragozanos han recogido el guante de dicha invitación y muchos no han dudado en hacer las primeras compras navideñas: "Compramos siempre alguna cosa de artesanía porque nos hace gracia", indica una mujer tras hacerse con unos sujetalibros. "Aprovechamos siempre para comprar los regalos de Reyes y siempre cae algo para uno mismo", indica otra mientras mira un puesto de bisutería. 

Para que todas las compras sean seguras, la Feria ha limitado el aforo a 450 personas.