SEMANA DEL EMPRENDIMIENTO. DÍA 6

Una peluquería sobre ruedas que da servicio a más de 50 pueblos

En apenas año y medio, la iniciativa de Natalia López y Eneko Abad ha pasado de tener una caravana ambulante a tres y con ellas recorren localidades de Teruel y Zaragoza

LOURDES SAAVEDRA /
icono foto Imagen de la caravana de peluquería instalada en la plaza de un pueblo. (Fotos cedidas por The Hair Truck).

En decenas de pueblos de Aragón los secadores de peluquería dejaron de funcionar hace mucho tiempo. Los rulos ya solo se ponían en las casas y hablar de tintes significaba coger el coche y desplazarse varios kilómetros hasta el pueblo cercano, donde sí había un establecimiento para acicalarse. La iniciativa de Natalia López y Eneko Abad lo ha cambiado todo. Estos dos emprendedores recorren los pueblos de Teruel y Zaragoza con una peluquería ambulante para sacar las tijeras y el peine allí donde los necesitan. 

La idea de estos dos peluqueros, afincados en Zaragoza, surgió de la forma más sencilla. "Nuestros amigos nos pedían que les cortásemos el pelo cada vez que íbamos el fin de semana al pueblo, porque allí no tenían peluquería, y así comenzamos a pensar en la forma de llevar este servicio a los pueblos", destacan Natalia y Eneko. Pero se toparon con la realidad de los pequeños núcleos rurales: el escaso número de habitantes hacía que el negocio no fuera rentable.


"No va el pan, la carne o el pescado puerta a puerta por los pueblos... Pues también podíamos hacer lo mismo con una peluquería" 


"Había que darle una vuelta más y un viaje a México nos dio la clave", apunta Eneko, a lo que añade que "en México es muy frecuente que todo tipo de servicios vayan sobre ruedas, vimos hasta un podólogo ambulante y pensamos ¿por qué no en Aragón?". "¿No va el pan, la carne o el pescado puerta a puerta por los pueblos? Pues también podíamos hacer lo mismo con una peluquería", destaca el emprendedor. Y así surgió, hace un año y medio, The Hair Truck, la caravana nómada que hoy en día visita más de 50 localidades aragonesas. Pero el éxito es tal, que otros 80 pueblos han solicitado sus servicios.

"El negocio es muy rentable"

"El negocio funciona muy bien, es muy rentable, tenemos dos caravanas y una tercera en construcción", resalta Eneko. "Estamos en Teruel y Zaragoza, nos gustaría llegar a Huesca pero no tenemos personal para abarcar tanto". Otra de las iniciativas de estos emprendedores, que apuestan por el mundo rural, es franquiciar su negocio "para intentar abarcar toda la demanda existente". 

 

Estas peluquerías móviles "no pasan desapercibidas a su llegada a los pueblos -apunta Eneko-, ya que se caracterizan por tener una estética muy rockera y vintage".  Pero si de algo presumen verdaderamente sus dueños es de que todo lo que hay en esta caravana está elaborado por ellos mismos. "Somos autosuficientes, nos las construimos nosotros... Fontanería, carpintería, pintura... Todo", dice este peluquero que, además, tiene mucho de 'MacGyver'.

Jaulín, un primer día que no se olvida

La peluquería móvil The Hair Truck tuvo como primer destino la localidad de Jaulín (Zaragoza). "Fue un fiasco, vinieron solo un par de personas a probar", pero lejos de desistir, esta pareja de peluqueros volvió al mismo pueblo la semana siguiente "y ya no paramos de trabajar. El boca a boca había hecho su buena labor y estuvimos de 9:00 de la mañana a 9:00 de la noche en el pueblo", destacan. Desde entonces, visitan una vez al mes cada una de las localidades que tienen en su agenda. La caravana se instala en algún sitio central del pueblo, "la plaza, el polideportivo, las escuelas...", donde se conectan a la luz y el agua. Una conexión que les facilita el propio ayuntamiento


Pese a su tamaño reducido, los servicios son casi idénticos a los de una peluquería al uso. Un corte de pelo ronda los 14 euros 


Los precios son similares a los de otras peluquerías, un corte de pelo puede costar unos 14 euros, mientras que teñir, lavar y cortar ronda los 40. Pese a su tamaño reducido, los servicios son casi idénticos a los de una peluquería al uso: "Corte, peinado, tinte, mechas, permanentes, moldeadores, afeitado, corte de caballeros, niños, bodas, bautizos y comuniones, la cera por petición, maquillaje para eventos..."."Tenemos de todo", asegura un Eneko orgulloso de su negocio. 

La mayoría de clientes supera los 60 años

Otro de los aspectos de los que estos dos emprendedores se sienten también muy orgullosos es de sus clientes. "Un 70% son personas mayores de 60 años y la mayoría de los 45 para arriba", destacan los peluqueros. "Con este trabajo aprendes cada día. Hablar con pastores, agricultores, gente que se ha hecho a sí misma... No te puedes imaginar lo que enriquece".

Eneko y Natalia se han convertido en "uno más" en los pueblos. "Desde que tengo la peluquería ambulante he engordado", dice Eneko entre risas, "no paran de traernos cosas del huerto, pasteles caseros... La verdad es que nos tratan muy bien".

Hay una frase que estos peluqueros escuchan a diario en los pueblos: "por favor, no nos falléis". Y recuerdan: "Somos un servicio fundamental para estas personas y en un año recorremos entre 50.000 y 70.000 kilómetros. Pero si piensas en ellos, no pesa ninguno de estos viajes". 


"Recorremos más de 50.000 kilómetros al año, pero si piensas en los clientes no pesan ninguno de estos viajes"


Estos peluqueros de amplia trayectoria, y con establecimiento en Zaragoza, no se imaginaban que se convertirían en nómadas. Natalia cuenta con más de 27 años de trayectoria y Eneko supera los 18. Pese a contar con una vida profesional estable han decidido emprender y seguir reinventándose

"Emprender es el futuro. Con una pequeña inversión puedes hacer estos proyectos realidad y, además de ganarte bien la vida, puedes devolver al mundo rural esos servicios perdidos que tanto necesitan".