Publicidad
DERRUMBE TERUEL

Una pantalla de hormigón de 13 metros protegerá a los edificios de la calle de San Francisco durante el desescombro

Los primeros trabajos se realizarán a partir del próximo lunes, tal como el Ayuntamiento se lo ha explicado esta tarde a los vecinos afectados

ARAGÓN NOTICIAS/EFE /
icono foto El desescombro del edificio que se hundió en la calle de San Francisco, 21, de Teruel, comenzarán este lunes.

Una pantalla de hormigón de 13 metros de altura protegerá tanto a la calle San Francisco como a los edificios situados enfrente del que se derrumbó en Teruel el pasado mes de junio. Se introducirá mediante micropilotes entre el terreno y los escombros una vez se retiren los restos que se encuentran por encima del nivel de la calle. Son los primeros trabajos que se realizarán en el desescombro que arrancará el próximo lunes, tal como el Ayuntamiento se lo ha explicado esta tarde a los vecinos afectados.

Los representantes de la comunidad de propietarios van a realizar “todas las pruebas que sean necesarias”, con técnicos contratados por ellos, para determinar las causas del hundimiento, una vez que se ha anunciado el comienzo del desescombro.

Los vecinos del edificio han recibido el visto bueno por parte del Consistorio en la reunión que han celebrado con el concejal de Urbanismo, Juan Carlos Cruzado, en representación del equipo de gobierno. A este respecto, técnicos del Ayuntamiento de Teruel han analizado estos días el subsuelo de la calle con un georradar en busca de oquedades o corrimientos de tierra.

Esa inspección ha arrojado unos resultados que se incluyen en un informe que el consistorio ha trasladado a los vecinos y que en este momento estudian los técnicos contratados por la comunidad de propietarios, tal y como ha explicado el portavoz de la plataforma, Javier Carbó.

El encuentro de esta tarde se ha realizado para conocer de primera mano las actuaciones que va a realizar el Ayuntamiento tras la aprobación del inicio del desescombro, algo que los vecinos han conocido por los medios de comunicación, según han denunciado por medio de una nota de prensa.

Asimismo, ante el importe “desorbitado” del coste del desescombro, han pedido conocer el proyecto completo y definitivo redactado por Intemac, así como el contrato suscrito con la empresa adjudicataria para ver al detalle el desglose de precio de las actuaciones anunciadas por el Consistorio y de qué manera se va a articular la recuperación de sus enseres personales a los vecinos.

Tras la petición, el Consistorio ha comunicado que no está todavía en disposición de entregar esa documentación porque está en proceso de elaboración y que todavía se estudia cómo coordinar el acceso de los vecinos a la campa para recupera sus pertenencias.

Javier Carbó ha valorado positivamente poder empezar a recuperar sus pertenencias, “lo que seguro ayudará emocionalmente", ha admitido, y le permitirá continuar con su proceso de duelo.

De la misma forma, ha resaltado “el compromiso del Ayuntamiento de permitir a los vecinos realizar todo lo que sea necesario en la vía pública para conocer los motivos del hundimiento”.