FRENTE POLISARIO

Un juzgado zaragozano abre diligencias por posible falsedad documental en la entrada de Ghali

El líder del Frente Polisario llegó a España en abril, en un avión de la Presidencia de Argelia, que aterrizó en la Base Aérea de Zaragoza

ARAGÓN NOTICIAS/AGENCIAS /
Brahim Gali, presidente de la RASD y secretario general del Frente Polisario (EP).
icono foto Brahim Gali, presidente de la RASD y secretario general del Frente Polisario (EP).

El Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, que investiga la entrada en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha abierto diligencias para investigar la posible comisión de un delito de falsedad documental y, tal vez otro de prevaricación.

Según han informado fuentes judiciales, el juez Rafael Lasala ha remitido un exhorto al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, en el que le pide algunos documentos e informes. Y, mediante un oficio, ha solicitado información al Salud de Aragón sobre el traslado de Ghali al Hospital San Pedro de Logroño.

Brahim Ghali llegó a España en una avión de la Presidencia de Argelia que aterrizó en la Base Aérea de Zaragoza, de donde fue trasladado en una ambulancia al Hospital San Pedro de Logroño, lugar en el que permaneció ingresado durante mes y medio para ser tratado de COVID-19 mientras crecía el malestar de Marruecos

El líder del Frente Polisario entró en España a las 19.25 horas del pasado 18 de abril, sin pasaporte ni necesidad de informar de las personas que iban en su avión, siguiendo las órdenes transmitidas por el Estado mayor del Ejército del Aire y gracias al permiso concedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, según asegura el jefe de Movilidad Aérea, el general José Luis Ortiz Cabañete entre las respuestas al cuestionario formulado por el el titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, Rafael Lasala para averiguar las circunstancias de este caso. 

La Base Aérea, agrega en su declaración, tiene un procedimiento por el que las personas que aterrizan en ella procedentes de países de fuera de la zona Schengen deben de pasar el control de pasaportes, pero que, en esa ocasión, no se siguió el procedimiento por orden del Estado Mayor, siguiendo las indicaciones trasladadas desde el el gabinete de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. Por lo que asegura que no se conoció la identidad del personal a bordo del avión.

"Hilaridad y sorpresa" del denunciante

A la vista de esas contestaciones, el abogado Antonio Urdiales ha presentado este jueves la referida denuncia, en la que manifiesta su "hilaridad y sorpresa" por el asunto, que se ha gestionado, dice, de forma "burda y tercermundista". Asegura en su escrito que no entiende cómo una orden verbal posibilitó la entrada en España de un investigado "por presuntos delitos de genocidio, en concurso con otros de asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones".

Para el letrado, no cabe duda de que el personal militar es "totalmente ajeno" a los hechos, y que fue "engañado" por el personal del Ministerio de Asuntos Exteriores, del que recibió las órdenes. Por todo ello, pide al juez que ordene al general del Estado Mayor del Ejército del Aire, Javier Salto, que aclare si se incoó expediente administrativo por las instrucciones recibidas del ministerio y si todas las comunicaciones con Asuntos Exteriores se hicieron por teléfono, y que proporcione el nombre de las personas que intervinieron en las comunicaciones. Y del Ministerio de Exteriores, requiere información sobre la existencia o no de un expediente sobre la llegada del avión y que identifique a la persona que contactó con el Estado Mayor para dar las órdenes.