MOVILIDAD SOSTENIBLE

Todos los nuevos autobuses urbanos de Zaragoza serán eléctricos

La flota de autobuses sumará 68 nuevos vehículos eléctricos tras una inversión de 46 millones en dos años. Cada uno de estos nuevos vehículos dejará de emitir a la atmósfera 1.700 toneladas de CO2 en su vida útil

ARAGÓN NOTICIAS/AGENCIAS /
icono foto Presentación de los nuevos autobuses eléctricos. (EP).

El Ayuntamiento de Zaragoza comprará exclusivamente autobuses eléctricos a partir de ahora y renuncia a nuevos vehículos contaminantes con el objetivo de ser una ciudad "climáticamente neutra" en 2030.

El alcalde de la capital aragonesa, Jorge Azcón, ha calificado esta decisión como "uno de los hechos más importantes" que se han producido en la ciudad de Zaragoza en materia de movilidad.

Actualmente, la capital aragonesa cuenta únicamente con 4 autobuses eléctricos, a los que se unirán otros 68 en los próximos dos años, 51 de ellos de 12 metros y los otros 17, de 18 metros (articulados).

Inversión de 46 millones de euros

Azcón ha reconocido que estos vehículos son más caros -requerirán de una inversión de 46 millones de euros en los próximos dos años, 12 millones más que si se tratara de autobuses convencionales-, pero este coste se verá compensado por un mayor ahorro en el consumo de energía y en el mantenimiento.

Además, para poder acometer este cambio de modelo en la movilidad, ha sido necesario un acuerdo con Endesa para adaptar las cocheras y que tengan una mayor capacidad de carga, que supondrá otros 12 millones de euros adicionales. Las obras comenzarán "en semanas" y estarán finalizadas en un año.

Beneficios para el medio ambiente

Este cambio de modelo va a generar beneficios en el medio ambiente, ya que cada autobús diésel que se sustituya por otro eléctrico supondrá un ahorro de 1.700 toneladas de CO2 a lo largo de toda su vida útil.

Cuando toda la flota esté sustituida, Zaragoza ahorrará más de 621.000 toneladas de emisiones de CO2, que se sumarán a las 61.000 que se prevén absorber con el proyecto del "Bosque de los zaragozanos", con el que se pretende plantar un árbol por cada habitante.

El Ayuntamiento calcula que la inversión total que deberá afrontar para renovar el conjunto de la flota oscilará los 150 millones de euros, a lo que habría que añadir nuevas ampliaciones de las infraestructuras eléctricas de las cocheras.