Publicidad
BALANCE FINAL

Teruel pone el cierre a las Bodas de Isabel con una ocupación hotelera del 85%

La celebración medieval ha vuelto a las calles turolenses tras la pandemia y ha atraído a numerosos visitantes, generando un impacto positivo en la hostelería de la ciudad

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Representación de las Bodas de Isabel en Teruel.

Teruel ha puesto el broche final a las bodas de Isabel, que han atraído a numerosos visitantes a la ciudad durante el fin de semana. Los hosteleros de la capital turolense se han mostrado satisfechos con el balance económico, ya que la ocupación hotelera ha sido del 85% y los bares y restaurantes también han registrado buenas cifras. 

La fiesta medieval ha vuelto a las calles de Teruel tras dos años de pandemia, aunque no lo han hecho en sus fechas habituales a causa de la COVID-19. "He visto bastante ambiente. Lo hemos pasado muy bien dando vueltas por los chiringuitos, comiendo comida diferente...", cuenta uno de los asistentes a la celebración. "Creo que había muchas ganas de estar en las calles y de vestirnos. Ha sido muy emocionante", reconoce uno de los participantes. 

Las bodas de Isabel han provocado un impacto social en la ciudad, que recupera así sus grandes celebraciones. "Recuperamos en Teruel ese pulso, con esa casi ya normalidad. Con el turismo inundando nuestras calles, con los turolenses de nuevo viviendo y disfrutando las fiestas. Las bodas de Isabel han sido las primeras grandes fiestas", ha señalado la alcaldesa de Teruel, Emma Buj. 

Por su parte, los hosteleros también se han mostrado satisfechos por la afluencia de visitantes, aunque reconocen que no ha habido tantos visitantes como años anteriores a la pandemia. "No ha sido como otros años, pero ha estado bien", ha apuntado Fernando Mateo, hostelero en Teruel. Tras esta celebración, Teruel ha vuelto a la normalidad con una fiesta que sirve como precedente para la celebración de próximos eventos como la Semana Santa y La Vaquilla del Ángel.