TRANSPORTE FERROVIARIO

Sin noticias del ministerio, a 15 días de la suspensión de cuatro líneas de tren

El 1 de julio, Aragón dejará de pagar 4,2 millones de euros por el mantenimiento de los trayectos deficitarios. El consejero de Vertebración del Territorio y Movilidad, José Luis Soro, se ha reunido este lunes con los alcaldes afectados

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Tren en la Estación Delicias de Zaragoza.

El Gobierno central no ha atendido el requerimiento de Aragón de sufragar las líneas ferroviarias deficitarias, como la que une Zaragoza con Lérida, pasando por Monzón, la Teruel -Caudiel (Castellón), la conexión Huesca-Jaca y la de las localidades zaragozanas de Caspe y Fayón. El Ejecutivo aragonés dejara de pagar 4,2 millones de euros por el mantenimiento de las cuatro líneas el próximo 1 de julio. El Gobierno autonómico dio una prórroga para que el Ejecutivo central se pronunciara al respecto, pero a 15 días del desenlace todavía no se ha obtenido respuesta.

Para tratar el tema se ha reunido este lunes el consejero de Vertebración del Territorio y Movilidad, José Luis Soro, con los alcaldes y alcaldesas de las localidades afectadas: Binéfar, Caspe, Fabara, Fayón, Granén, Monzón, Nonaspe, Sariñena, Tardienta y Teruel. "Supongo que las manifestaciones que ha habido en las últimas semanas en estos pueblos les resultan muy lejanas y no se sienten, en absoluto, interpeladas por ellas", ha señalado el titular de Vertebración al termino de la reunión. También en alusión a la situación en la que se encuentran con el Ministerio de Trasporte, Soro ha afeado la postura del Ejecutivo central, aludiendo a que "es más cómodo que la presión se dirija al Gobierno de Aragón".

De forma temporal, el Ejecutivo aragonés va a establecer dos líneas de autobús para cubrir el trayecto entre Zaragoza y Binéfar, y Caspe-Fayón. En principio, Aragón había prorrogado el mantenimiento de las cuatro líneas hasta reunirse con el ministerio, algo que finalmente ha cancelado ante la negativa del Gobierno central a reunirse con los ediles de las localidades afectadas. "Lamento que el ministerio esté dando plantón a los alcaldes y vecinos", ha señalado Emma Buj, alcaldesa de Teruel, una de las localidades afectadas por la suspensión de los trenes.

La suspensión de la línea Teruel-Caudiel supondría la eliminación de 32 trenes mensuales entre Aragón y la Comunidad Valenciana. Desde que comenzó la pandemia, la citada línea está suspendida, lo que hace que de los tres servicios diarios que unían las dos comunidades, ahora solo queden dos. Colectivos como la Plataforma en Defensa del Ferrocarril piden no solo recuperar frecuencias, sino también reordenar los horarios.