PARA NINGÚN COLECTIVO

Simón no cree que sea necesario imponer la vacunación obligatoria

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias asegura que "no es un buen paso" cuando no está siendo necesario obligar a la población

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Fernando Simón comparece ante los medios de comunicación en Villafeliche, Zaragoza (EFE).

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, ha considerado que no es necesario imponer la vacunación obligatoria para ningún colectivo en España. Simón ha hecho estas declaraciones en la localidad zaragozana de Villafeliche, donde le han concedido este sábado la medalla de oro del municipio y el premio Trevillano.

El aragonés ha insistido en que las coberturas actuales de la vacunación, que llegan al 97%, por ejemplo, en las residencias de ancianos, "no hacen necesaria ninguna acción legal ni acto legislativo" que la obligue.

La tercera dosis, pendiente de valoración

Simón también se ha referido a la posibilidad de administrar una tercera dosis de la vacuna, algo que hay que valorar en las próximas semanas con "datos científicos sólidos", pero si es necesaria, se pondrá, ha asegurado.

Y la decisión no tendrá que ver con la variante Delta, que ha reconocido que es más transmisible pero que hay que atajar "vacunando a más gente".

Utilización del certificado de la COVID-19

Respecto al certificado de la COVID-19, el médico aragonés, tampoco cree que sea adecuado que se establezca la exigencia de presentar un certificado para permitir la movilidad o acceder a determinados lugares. Simón cree que este certificado, que se plantea en algunos países del entorno o incluso en Andalucía, representaría "imponer obligaciones cuando no son necesarias no es un buen paso".

El certificado de la COVID-19 que se plantea en Italia o Francia, por ejemplo, se justifica, a su juicio, a que en esos países "la gente no se vacunaba todo lo que se tenía que vacunar", cosa que según ha dicho no sucede en España.

El ritmo de vacunación, motivo de orgullo

En este país, ha valorado, la ciudadanía ha entendido que la vacuna, además de proteger a título individual, "ayuda a que la sociedad salga de este problema tan gordo".

Simón se ha mostrado convencido, además, de que cuando acabe el verano el porcentaje de españoles vacunados superará el 70% y ha añadido que si la progresión de la vacunación en los más jóvenes continúa como hasta ahora, se puede decir que España está ya "al final" de la quinta ola.

Una ola (la sexta en Aragón) que ha tenido, ha dicho, "un impacto global mucho menor que otras", ya que aunque ha habido casos en las UCI y en algunas se ha notado la presión, la letalidad ha sido "mucho menor".

La vacunación de los menores de 12 años llegará pronto

La curva va a seguir bajando, ha vaticinado Simón, a medida que se vacune a los más jóvenes. La vacunación de los menores de 12, ha agregado, será "pronto".

Fernando Simón también ha señalado que ahora los más mayores están "muy, muy protegidos" y que aunque algunos pueden enfermar aunque estén vacunados, la incidencia de la enfermedad en ellos es entre diez y 15 veces menor que entre los no vacunados.

Aunque la COVID-19 va a permanecer "un tiempo", el impacto irá siendo "progresivamente menor", ha insistido.

Si con el previsto 70% de población vacunada se podía alcanzar una inmunización del 66%, y si la variante Delta es más transmisible, lo que hay que hacer, según Simón, es vacunar más, y eso es lo que se está haciendo con las poblaciones más jóvenes, ha zanjado.