ENTREVISTA

Sanidad espera un leve repunte de los contagios tras los Pilares

La consejera Sira Repollés apuesta por extender el pasaporte COVID a gimnasios y espectáculos como una "estrategia más" de vacunación

ARAGÓN NOTICIAS /
La consejera de Sanidad, Sira Repollés, en el programa Buenos Días.
icono foto La consejera de Sanidad, Sira Repollés, en el programa Buenos Días.

Salud Pública contempla que la semana de los Pilares traiga un “pequeño repunte” en el número de contagios en Aragón a consecuencia del aumento de la movilidad social, por lo que mantendrá las actuales restricciones hasta conocer sus consecuencias, mientras ultima la orden con la que imponer el pasaporte COVID al ocio nocturno y estudia su ampliación a gimnasios y espectáculos. 

Así lo ha apuntado la consejera de Sanidad, Sira Repollés en el transcurso de una entrevista este jueves en el programa Buenos Días de Aragón Televisión, en la que también ha reconocido la "sorpresa" que ha causado en todas las comunidades autónomas que los porcentajes de vacunación entre los más jóvenes no hayan repuntado como se esperaba tras las vacaciones de verano.

Ello ha obligado, según ha explicado Repollés, a poner en marcha diferentes estrategias de vacunación dirigidas de forma “quirúrgica” para hacer la inoculación “más atractiva”, como el pinchazo sin cita previa, o acudir a vacunar a la universidad y los centros de trabajo. “Ninguna de ellas se ha demostrado excesivamente efectiva, por lo que debemos poner en práctica todas al mismo tiempo para que resulte efectivo”, ha reconocido. 

A ellas ha ligado la imposición del pasaporte COVID para el acceso a los locales de ocio nocturno, lo que ha considerado que hará que los jóvenes acudan a vacunarse con “mayor avidez”. Para ello, Sanidad ultima una orden que será “trabajada y consistente”, y que, en caso de ser convalidada por el TSJA, podría extender la exigencia del pasaporte a los gimnasios y todo tipo de espectáculos.

La efectividad de la vacuna

Todo para completar un proceso de vacunación que para la consejera ha evitado en los últimos meses 1.300 muertes y 800 ingresos en la UCI y aproxima ya a un “final cierto” de la pandemia. Entre tanto, por el camino pueden quedarse las vacunas que no encuentren brazos en las que ser pinchadas y que acaben caducando. Una cuestión, la del reparto de vacunas, sobre la que Repollés ha asegurado que el Ministerio es “muy riguroso” y Aragón ha sido “muy estricto” en la petición de dosis, por lo que corresponde a Madrid decidir sobre el envío de los excedentes a terceros países.    

La consejera también se ha referido a la necesidad de resolver la falta de cobertura de especialistas en centros como los de Teruel, Alcañiz y Calatayud mediante medidas como los incrementos retributivos ligados a la productividad, la incentivación de la puntuación para los baremos, la figura de la mejora de empleo, el acceso anticipado de los estudiantes del MIR a la bolsa de empleo o la formación de los profesionales de los centros periféricos en hospitales de referencia. 

Sobre la no renovación del personal de refuerzo contratado durante los peores meses de la pandemia y el “ambicioso” proceso de vacunación, Repollés ha considerado que ahora el escenario es “diferente”, pero ha asegurado que estudiarán la necesidad de prolongar sus contratos “caso por caso” para que la calidad asistencial no se vea perjudicada. 

El que no continuará en ningún caso es el gerente de los sectores sanitarios de Huesca y Barbastro, José Ignacio Castaño, en el cargo desde 2017 y recientemente relevado en su puesto por Miguel Zazo tras la decisión de Sanidad. Una reestructuración que Repollés ha achacado estrictamente a “motivos personales” y no a una mala gestión. “Todo lo contrario”, ha asegurado la consejera, que ha alabado la labor “impecable” de Castaño.