TURISMO

Salou teme que el aumento de contagios repercuta en las reservas

Empresarios del sector aseguran que los turistas extranjeros llaman a los alojamientos preguntando por la situación. El número de viajeros nacionales, sin embargo, es parecido al de años anteriores

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Fotografía de la playa de Salou.

Salou, en la Costa Dorada, es uno de los destinos preferidos de los aragoneses para pasar el verano. Muchos disponen de alojamiento en la propia localidad tarraconense y otros reservan en hoteles para disfrutar del periodo estival. Sin embargo, allí también se han disparado los contagios y el sector hostelero se muestra preocupado por las posibles repercusiones económicas.

Un equipo de Aragón Noticias se ha trasladado hasta la zona para recoger las declaraciones de los hosteleros. "Ha empezado muy bien la cosa", declara Daniel Sánchez, que añade que ya ha atendido a varios aragoneses durante su jornada de trabajo. Por su parte, Estrella Sánchez, directora de un hotel próximo a la playa, reconoce que "la temporada ha comenzado mejor que la anterior", aunque está asustada por las nuevas cifras de contagios. Los empresarios aseguran que los turistas extranjeros son, principalmente, los que llaman para preguntar por la situación, mientras que el número de turistas nacionales es parecido al de años anteriores.

Variedad de opiniones sobre el cumplimiento de las medidas

Los aragoneses tenían ganas de volver a la costa: "Se me ha hecho el tiempo muy largo”, cuenta una señora que disfruta de una mañana de playa. En el paseo marítimo la gente valora que hay "menos gente que otros años" y, sobre las medidas de seguridad frente al coronavirus, no hay una opinión clara: "Hay sitios en las que se cumplen más y otros que menos", afirma otra mujer.

El ocio nocturno es uno de los sectores más afectados por las nuevas restricciones que han decretado en Cataluña ante el aumento de positivos. Ahora, su horario de apertura termina a las 3:00 horas. El gerente de una discoteca pide socorro a las autoridades: "Entiendo que es por el bien común, pero necesitamos herramientas", lamenta.