ROBO DE INFORMACIÓN

Cuando un agujero en la ciberseguridad puede dejarte sin vuelos y sin dinero

La filtración de datos de un proveedor de servicios de Iberia podría estar detrás de varios robos de bonos de viaje. Una vecina de Eriste (Huesca) cuenta cómo ha perdido casi 3.400 euros de los vuelos para su luna de miel

ARAGÓN NOTICIAS /
María Pérez junto a su marido.
icono foto María Pérez junto a su marido.

Los problemas de seguridad en la protección de datos en la red pueden deparar sorpresas desagradables. Entre ellas, comprobar que alguien ha volado con el bono recibido por un vuelo cancelado, que pertenecía a otra persona.

El confinamiento domiciliario del pasado año paralizó la vida y los planes de muchos, y miles de vuelos se cancelaron de un día para otro. Una de las afectadas fue María Pérez, natural de Eriste (Huesca). El 12 de marzo de 2020, ante el confinamiento que iba a sufrir Alemania -donde reside junto a su marido-,  decidió cancelar sus vuelos, fijados para el 5 de abril. María y su marido iban a disfrutar, además, de tres meses de vacaciones en Lima (Perú), con motivo de su luna de miel. Pocos días después, el 25 de marzo, recibieron un correo electrónico en el que Iberia aceptaba su solicitud de reembolso de los vuelos en bonos, por valor de 3.400 euros. Un dinero que nunca han recibido, pues alguien había hecho uso de él.

"Es muy grave e indignante que, sabiendo quién está utilizando nuestro bono para viajar, no podamos hacer nada", lamenta María, cuando explica cómo les han robado los bonos que la compañía les dio para poder efectuar el viaje en el futuro. De los 3.400 euros divididos en dos bonos, no les quedan ni 300. María asegura que no entiende cómo ha podido suceder: "Cuando quisimos gastar el bono y reservar nuevos vuelos para este verano, vimos en la página web que teníamos algo más de 260 euros. ¿Cómo es posible? Nosotros no hemos gastado nada", se pregunta. Ese fue el momento en el que María constató que alguien se había hecho con su documento de reembolso. "Vimos en la web que había varios vuelos comprados, y que ya habían viajado", recuerda. 

Las asociaciones de consumidores recomiendan denunciar

"Estamos indignados, porque la compañía sabe los nombres y apellidos de las personas que están gastando nuestro dinero, pero no podemos hacer nada y tampoco nos dan soluciones", lamenta María. Teme que el motivo de todo esto sea que el número privado de su bono haya acabado siendo público debido a una reciente filtración de datos, sufrida por uno de los proveedores de Iberia.

María asegura que, como ellos, hay más damnificados y exige que la compañía, dice, "haga algo" para solucionarlo y "recuperar el dinero". Desde la Unión de Consumidores de Aragón (UCA) recuerdan que, ante estos hechos, lo más importante es interponer una denuncia ante la Policía, para que puedan investigarlo como delito de apropiación indebida. "Cuando hablamos de cantidades importantes, una denuncia es esencial para poder recuperar el dinero", explica José Ángel Oliván, presidente de la UCA. Y señala que, ante cualquier cancelación de un vuelo, "siempre tenemos derecho al reembolso de nuestro dinero". Con todo, está en manos del consumidor elegir si prefiere la compensación mediante un bono.

La situación de María no es excepcional. El pasado mes de marzo, ante el aluvión de cancelaciones de vuelos, las compañías optaron por realizar devoluciones mediante bonos. Algo que, en un primer momento, contó con el beneplácito de las autoridades españolas y europea. Sin embargo, a posteriori y gracias a denuncias como las interpuestas por la UCA, esta opción se desechó en favor de los reembolsos.