SINIESTRALIDAD

El tramo de carretera más peligroso de toda España está en Calatayud

Se trata del kilómetro 245 de la N-IIa, según un informe de Automovilistas Europeos Asociados. También señala como puntos negros la N-330, cerca de Walqa, y la N-234, en Venta del Aire (Teruel)

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Tramo peligroso cerca de Walqa (Huesca).

El tramo de carretera convencional más peligroso de España se encuentra en la provincia de Zaragoza, en el kilómetro 245 de la N-II, cerca de Calatayud (Zaragoza), según un informe realizado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA). Se trata de un tramo con un índice de peligrosidad que supera en 686 veces la media nacional, como señala el informe "Las carreteras más peligrosas de España" en el quinquenio 2015-2019, en el que, en líneas generales, el índice de peligrosidad medio ha disminuido tres décimas respecto del quinquenio anterior (9,5 frente a 9,8).

En la provincia de Huesca aparece señalada en el mapa de riesgo la carretera Nacional 330 y, en concreto, el tramo que conecta el Parque Tecnológico Walqa y la rotonda del Instituto Pirámide. Tiene una intensidad media diaria de 346 vehículos y, en buena medida, está transitado por trabajadores del parque, usuarios del planetario o clientes de diferentes empresas. En la clasificación, justo detrás, se encuentra otro de los puntos negros destacados, situado a tan solo dos kilómetros de allí, en las proximidades del cementerio de la capital oscense.

En Teruel, mucha precaución en el kilómetro 64 de la N-234 a la altura de Venta del Aire: es el decimoquinto punto más peligroso del país. Se trata de un trazado al borde de la provincia de Castellón que discurre en paralelo a la Autovía Mudéjar  y esconde un peligroso cambio de rasante. Resulta paso obligado para ir a San Agustín y Barracas y se encuentra muy cerca de Sarrión y de Mora de Rubielos.  

Las peores ratoneras

En cuanto al resto de viales de la red nacional, el tramo con un mayor número de accidentes y víctimas es el kilómetro 12 de la A-55, a la altura de Mos (Pontevedra), con 108 accidentes y 194 víctimas; le siguen el kilómetro 0 de la autovía A-77a, en Alicante, con 100 accidentes y 128 víctimas, y el situado en el kilómetro 17 de la autovía T-11, en Tarragona, con 95 accidentes y 155 víctimas.

Y respecto de las autopistas de peaje, el informe destaca que se trata de las infraestructuras más seguras para circular, si bien se han localizado 100 tramos con índices de peligrosidad cuatro veces superior a la media nacional, el peor en el kilómetro 20 de la AP-41, en la provincia de Toledo, que supera en 43 veces la media.