TRANSPORTE FERROVIARIO

Clamor en el Jalón contra Renfe por el "abandono" de la línea con Zaragoza

Cinco ayuntamientos y 36 asociaciones de 26 pueblos de la línea Zaragoza-Arcos de Jalón reclaman una mejora en el servicio ferroviario

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Vecinos de Embid de Jalón protestando al paso del tren

Cientos de vecinos de una treintena de localidades del Valle del Jalón han participado este viernes en una protesta coordinada en ocho estaciones y apeaderos de la línea ferroviaria Zaragoza-Arcos de Jalón. Con el apoyo de casi 40 asociaciones y ocho ayuntamientos, además de la Comarca de la Comunidad de Calatayud, han mostrado su malestar con la operadora Renfe por "haber abandonado la línea" y "haberla sumido en una constante degradación", han explicado los organizadores de la protesta. 

Los convocantes de esta manifestación han pedido a Renfe que restituya el tercer tren en cada sentido, que se suprimió durante la pandemia, y que todos ellos vuelvan a parar en todas las estaciones y apeaderos de la línea Zaragoza-Arcos de Jalón. "Antes del estado de alarma, había seis trenes, nos permitía unirnos con Calatayud, nuestra ciudad de referencia, y Zaragoza", ha señalado Miguel Ángel Gil, integrante de la Asociación cultural 'La Noguerilla'. Reclamación a la que también se ha sumado el alcalde de Paracuellos de la Ribera, Francisco Javier Solanas: "Afecta a todas las estaciones desde Zaragoza hasta Arcos de Jalón que es el tramo que más perjudicado está", ha añadido el edil, quien además ha pedido que se estudien "mejores horarios y un buen servicio a la zona, sustituyendo los actuales trenes por otros más nuevos". 

Además, vecinos y representantes de las instituciones de las poblaciones más afectadas por las modificaciones en los trayectos del ferrocarril, como Ricla, Morata de Jalón, Purroy, Morés, Saviñan, Paracuellos de la Ribera, Embid de la Ribera -Embid de Jalón- y Ariza (Zaragoza), han manifestado su descontento y han recordado que esas limitaciones "afectan directamente a las poblaciones más pequeñas y a los vecinos mayores, que no cuentan con vehículo propio". 

Sin el transporte público, las zonas rurales van a acelerar su proceso de degradación. No tiene sentido que una zona como esta, que tenía una conexión ferroviaria con Calatayud y Zaragoza la vaya perdiendo por la dejadez e inoperancia de Renfe, que únicamente piensa en obtener beneficios económicos, pero a quien la sociedad la importa bien poco”, han señalado los organizadores de la concentración.