PILAR 2021

La primera noche, sin altercados ni macrobotellones

La Policía Local ha disuelto siete micro concentraciones de jóvenes y ha practicado 174 etilometrías

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Zona de ocio nocturno del centro de Zaragoza.

Los veladores de las terrazas de Zaragoza han dado buena cuenta de la primera noche del Pilar, en la que muchos han estado completos. Los zaragozanos, dadas las fechas, han disfrutado de las temperaturas en los establecimientos exteriores y en las calles. "Como por la pandemia hemos tardado muchos días en vernos, pues la verdad es que sí que teníamos muchas ganas", explica una clienta de una céntrica terraza. "Aquí estamos celebrando los pilares en privado, porque masivos no se puede", añade otro. 

El Pilar 2021 vuelve a convertirse en un reclamo para conocer la capital aragonesa dando pie a desempolvar el cachirulo, que más de uno ya ha lucido atado al cuello. "Las calles del tapeo y todo me han gustado mucho. Hay mucha juventud", señala una turista en el centro de la capital aragonesa. 

La noche se ha saldado con siete actuaciones preventivas de la Policía Local de Zaragoza. Todas ellas se han debido a micro concentraciones de entre diez y 34 personas, que se han disuelto sin problemas, evitando que se hayan generado macro botellones. "Teníamos miedo a que pudieran producirse botellones, pero ayer en Zaragoza no se produjeron macrobotellones", ha aplaudido el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en la inauguración de la Feria de Muestras del Pilar. 

Además, se han realizado 174 pruebas de alcoholemia, siendo 12 de ellas denunciadas por superar el límite legal y en dos casos con carácter penal. Los agentes acudido también a diferentes puntos de la ciudad para realizar ocho mediciones de ruido, resultando la mitad positivas y presentando la correspondiente denuncia, que solo en un caso procedía de un establecimiento hostelero. 

La zonas de ocio nocturno también han notado una mayor afluencia en la primera noche del Pilar 2021. "Teníamos muchas ganas de salir de fiesta y de que sean pilares", indica una joven en el Casco Histórico de la ciudad, donde las principales calles de ocio estaban repletas de jóvenes. "Está todo reservado", lamenta una joven. "No hay entradas en ningún sitio porque está todo petadísimo", señala otro al comprobar que los aforos son limitados en los establecimientos.