DESDE LA BASE AÉREA

Parte de Zaragoza un cuarto avión para la evacuación desde Afganistán

Esta madrugada saldrá uno de los aviones ubicados en Dubái hacia Kabul para recoger al segundo grupo de personas evacuado

ARAGÓN NOTICIAS/ AGENCIAS /
Un avión A400M parte hacia Dubái para proseguir la evacuación en Afganistán.
icono foto Un avión A400M parte hacia Dubái para proseguir la evacuación en Afganistán.

Un nuevo avión militar A400M ha partido en la tarde de este jueves de la base aérea de Zaragoza rumbo a Dubái (Emiratos Árabes Unidos) para participar en la evacuación de españoles y del personal afgano que ha colaborado con la misión española en Afganistán, así como de sus familias, según han confirmado fuentes de Defensa.

El Ministerio de Defensa también ha informado que uno de los aviones A300M ubicados en Dubái saldrá hacia Kabul a las 03:00 horas de esta madrugada (hora española) para recoger al segundo grupo de personas que será evacuado hasta España, según ha informado en un comunicado a través de las redes sociales el Ministerio de Defensa.

Con este aparato ya son cuatro los aviones que han participado en el dispositivo, después de que la pasada madrugada aterrizara en la base aérea de Torrejón (Madrid) un primer avión con algo más de medio centenar de evacuados, en su mayoría afganos.

Actualmente, en Dubái permanecen otros dos A400M, uno de ellos medicalizado. El Gobierno confía en poder realizar un segundo vuelo de evacuación lo antes posible, siempre que las circunstancias lo permitan, ya que para quienes tienen que ser evacuados está resultando muy complicado llegar hasta el aeropuerto de Kabul.

Entretanto, España ha iniciado este jueves la acogida de los primeros afganos que han llegado en los primeros aviones, una aeronave militar española y otra procedente de Roma, con cinco familias.

Los recién llegados se encuentran en la base área de Torrejón, donde se ha instalado un campamento con capacidad para 800 personas, antes del traslado de los evacuados a otros países de la Unión Europea. Por el momento, solo una docena de estas personas ha pedido protección internacional en España.