AGRICULTURA

Aragón apuesta por las renovables para modernizar el regadío

El consejero de Agricultura y su homóloga navarra visitan la central fotovoltaica de Castejón de Valdejasa, que beneficia a casi 200 regantes y ahorra la emisión de 570 toneladas de CO2

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Joaquín Olona.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha defendido este viernes en Castejón de Valdejasa (Zaragoza) la necesidad de modernizar los regadíos de la Comunidad, mediante la introducción de las energías renovables con el fin de reducir el consumo de energía y agua.

Una apuesta que a su juicio ejemplifica perfectamente la localidad zaragozana, adonde se ha desplazado junto a su homóloga de la Comunidad Foral de Navarra, Itziar Gómez, para conocer la nueva central de energía fotovoltaica que suministra energía eléctrica a la estación de bombeo del sector XIV Bardenas II, de 2.514 hectáreas, y de la que ya se benefician cerca de 200 regantes, que han dejado de emitir a la atmósfera 570 toneladas de CO2 y han visto reducidas en buena medida sus facturas energéticas. 

La instalación, que ha supuesto una inversión de algo más de un millón de euros (subvencionada por la DGA al 50%), cuenta con un rendimiento de 738,4 kWp y ha permitido sustituir por paneles solares los anteriores grupos electrógenos que durante dos décadas han estado suministrando energía a la estación de bombeo, para llevar agua de riego por gravedad desde la acequia de Sora hasta una balsa situada a una cota absoluta de 468,15 metros.

"Bombeamos durante el día, que es cuando la fotovoltaica tiene rendimiento, y guardamos la energía en una balsa superior para que los agricultores puedan regar por la noche, cuando hay menos viento y menos evaporación", explica el técnico de la Comunidad de Regantes Bardenas, Luis Mene. Una innovación que ha permitido dejar de emitir a la atmósfera 570 toneladas de CO2 y ha supuesto un ahorro importante en la factura de los agricultores. 

Para Joaquín Olona, el de Castejón es un ejemplo de "descarbonización total, de reducción de emisiones y de contribución efectiva y real a la mejora de la integración ambiental de la agricultura en el regadío". Y un ejemplo para otras regiones, del que ha tomado buena nota la consejera de Desarrollo Rural de la Comunidad Foral, Itziar Gómez, que ha reconocido estar explorando su implantación. "Proyectos como este contribuyen a la reducción de emisiones y a alcanzar los objetivos marcados en la futura Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética, a la vez que favorecen el autoconsumo y reducen los elevados costes energéticos de las explotaciones agrarias", ha destacado.