TERCER SÁBADO CONSECUTIVO

Nueva jornada de protestas en Francia contra las medidas sanitarias impuestas

Alrededor de 200.000 personas se han movilizado en todo el país, que ha motivado el despliegue de más de 3.000 policías

ARAGÓN NOTICIAS/ AGENCIAS /
icono foto Un manifestante durante las protestas en Francia contra las medidas sanitarias.

Francia vive este sábado una nueva jornada de protestas contra el denominado 'pasaporte sanitario' y las medidas adoptadas por el presidente, Emmanuel Macron, para contener la nueva ola de la pandemia. Las manifestaciones se han convocado en las principales ciudades del país, en las que se han desplegado más de 3.000 policías y gendarmes ante la previsión de participación de alrededor de 200.000 personas.

Estas nuevas concentraciones han reunido a un mayor número de manifestantes que las dos convocatorias anterioresSegún los datos del Ministerio del Interior, más de 204.000 personas se han manifestado en el país, frente a las 161.000 de la semana anterior o las 110.000 del pasado día 17. Las concentraciones se han extendido por diversas ciudades del país galo, pero ha sido en París donde se han celebrado las más numerosas, con alrededor de 15.000 personas, y también las más tensas, puesto que han provocado algunos roces con las fuerzas del orden.

Las autoridades temían que se repitieran más escenas de violencia en las calles de la capital, lo que ha motivado un despliegue de 3.000 agentes encargados de evitarlo. En París, han confluido cuatro convocatorias diferentes, símbolo de lo heterogéneo de las reivindicaciones, que van desde movimientos contrarios a la vacunación hasta quienes se oponen a las medidas de Macron.

Estos últimos están siendo canalizados por el ultraderechista Florian Philippot, antigua mano derecha de Marine Le Pen, excluido de su partido y que ha encontrado en esta causa un trampolín para su renacimiento político. Al frente de un movimiento llamado Los Patriotas, el ex diputado europeo considera "liberticida" el certificado sanitario y "dictatorial" obligar al personal hospitalario a vacunarse.

Los italianos también protestan

Miles de italianos han vuelto a salir a las calles para protestar contra el pasaporte sanitario y las nuevas medidas restrictivas impuestas por el Gobierno de Mario Draghi, ante el repunte de casos de COVID-19. Desde el 6 de agosto, será necesario contar con la pauta completa de vacunación o con un test con resultado negativo para acceder al interior de establecimientos como bares y restaurantes, museos, gimnasios y piscinas. 

Italia ha sumado 6.513 nuevos casos de la COVID-19 y 16 fallecidos en las últimas 24 horas. Con estas cifras, asciende a 4.350.028 el número total de casos acumulados por el país desde que comenzó la emergencia a nivel nacional en febrero de 2020, y a 128.063 el de fallecidos.