PERFIL

'Igor, el Ruso': cinco asesinatos, dos intentos de homicidio y varios robos

Su abogado mantiene que su cliente sufre de un "trastorno de neurosis de guerra" que le "incapacita para razonar", lo que provoca que "cualquier estímulo lo reciba como un ataque"

ARAGÓN NOTICIAS /
Norbert Feher, conocido como 'Igor el Ruso'
icono foto Norbert Feher, conocido como 'Igor el Ruso'

El acusado del triple asesinato que conmocionó a la localidad turolense de Andorra en 2017, Norbert Feher, llegó a España tras cumplir con varias penas de cárcel en Italia. Ese mismo año, en el mes de abril, mató a tiros a dos hombres en la localidad italiana de Budrio. Asesinó al dueño de un bar y, una semana después, a un guardia provincial. Intentó también acabar con la vida de otro agente, que pudo salvarse haciéndose el muerto.

"Es un criminal que asesina, que mata", asegura Daniele Predieri periodista en el periódico italiano  'La Nuova Ferrara', quien recuerda un momento particular del juicio a Feher en Italia: "Cuando le preguntaba el magistrado, él decía "yo no hablo porque no me vendo"". El juez dictaminó cadena perpetua· para 'Igor el Ruso' por el asesinato de dos hombres porque, tal y como recoge la sentencia: "era consciente de los hechos que cometía".

El lunes será la Audiencia de Teruel la que juzgará a Norbert Feher por el triple asesinato de José Luis Iranzo, Víctor Romero y Víctor Caballero en Andorra. No es la primera vez que Feher se sienta ante la justicia española, el 28 de enero de 2020 la misma Audiencia que le juzga ahora, le condenó a 21 años de cárcel por el intento de homicidio a dos vecinos en Albalate del Arzobispo (Teruel), pocos días antes del suceso de Andorra. 

'Igor el Ruso' ha pasado por cuatro cárceles españolas. Hasta ahora se encontraba en la Prisión de Dueñas (Palencia), pero ha sido trasladado este domingo al centro penitenciario de Zuera (Zaragoza), desde donde ha sido trasladado hoy a Teruel para ser juzgado. En Dueñas el acusado agredió a cuatro funcionarios de la prisión en el momento del traslado. De los cuatro años que ha pasado en la cárcel, tan solo una vez ha pisado el patio común de uno de los centros, y no mantiene ningún tipo de relación con otros presos. El abogado de la defensa, Juan Martín, asegura que la fe de Feher y "la lectura diaria de la Biblia le ayudan a llevar mejor la situación". El letrado mantiene que su cliente presenta un trastorno de neurosis de guerra que, asegura, le "incapacita para razonar", lo que provoca que cualquier estímulo, dice Martín, "lo reciba como un ataque".