INCREMENTO IPC

La industria alimentaria aragonesa no repercute los costos al precio final, de momento

El presidente de la Asociación de Industrias Alimentarias de Aragón, Félix Longás, analiza en Buenos Días las consecuencias de las últimas subidas del IPC

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Sector agroalimentario (Canva).

Con casi total seguridad han notado que estos días cuesta más dinero llenar el depósito de gasolina o han hecho malabares para tratar de esquivar las horas más caras del precio de la energía. Precisamente la electricidad y los carburantes están detrás de las últimas subidas del IPC. El presidente de la Asociación de Industrias Alimentarias de Aragón, Félix Longás, afirma que el sector de la industria alimentaria también se está viendo afectado por esta situación que, de momento, están evitando que llegue al consumidor: "Ni el sector primario ni los que elaboramos los productos estamos repercutiendo los costos al precio final, pero no sabemos cuánto tiempo vamos a poder soportar esto. Las empresas no pueden entrar en pérdidas", indica.

En el programa Buenos Días Aragón, de Aragón Tv, Longás denuncia que esperan "medidas del Gobierno" o una "solución súper urgente" para no perder competitividad en los mercados extranjeros. En estos momentos, Aragón supone el 9,5% de la producción primaria de la Comunidad y el 10% de la de España. "El 60% de la producción primaria lo llevamos a las comunidades vecinas, que le añaden el valor añadido. Hay que conseguir que se quede ese valor aquí", reclama. De esta manera, argumenta, se podría hasta quintuplicar la fabricación de productos alimentarios y el empleo.

Asimismo, el presidente de la Asociación de Industrias Alimentarias de Aragón ha puesto de relieve la importancia del sector agroalimentario en la Comunidad como una forma de lucha contra la despoblación: "En Aragón tenemos una densidad de12,5% habitantes por metro cuadrado, si quitamos Zaragoza. El agroalimentario aporta una contribución al PIB de un 5,3%, cuando la media nacional es de 2,6%, y de las 33 comarcas de Aragón, en 22 el sector principal es el sector agroalimentario", expone.

En cuanto a la campaña de Navidad, Longás reconoce que preocupa porque "el último trimestre de ventas es el principal". Por eso, anima a los consumidores a pedir "las marcas aragonesas con su nombre" con el objetivo de "ayudarnos los unos a los otros". Aún así, Aragón necesita sacar producto al extranjero: "Elaboramos materias primas para diez millones de personas, transformamos para cuatro y en Aragón somos un millón y trescientos mil. Tenemos que llevarlo fuera", explica. 

A corto plazo, según Longás, la industria agroalimentaria en Aragón tiene la esperanza puesta en recuperar la normalidad en los precios: "Garantizo que todavía no estamos comenzando a repercutir los costos por los acuerdos que tenemos firmados. El miedo es que acabe llegando al consumidor y haya un retroceso del consumo, con un efecto sobre la economía realmente importante. Vamos a confiar que en pocos meses recobramos la normalidad y los precios tienden a la baja, aunque las perspectivas de la luz no están en enero sino que estamos hablando de que llegaremos a primavera con precios muy altos", concluye.