OFRENDA DE FRUTOS

Menos oferentes, pero con la devoción de siempre

Aragón TV retransmite en directo el acto a partir de las 11:30 h. También puedes verlo en el canal de streaming de Aragón Noticias

ARAGÓN NOTICIAS /
Unos oferentes durante el recorrido por la calle Alfonso en la última edición de 2019.
icono foto Unos oferentes durante el recorrido por la calle Alfonso en la última edición de 2019.

A partir de las 11:30 horas de este miércoles, Aragón Televisión retransmite en directo la Ofrenda de Frutos con un programa especial de ‘Aquí y Ahora’ en el que los espectadores vivirán intensamente la procesión de devotos con sus obsequios alimenticios camino del manto floral multicolor de la Virgen del Pilar. Una retransmisión que también podrá seguirse de forma ininterrumpida vía streaming, a través de la web de Aragón Noticias.

Las hortalizas más hermosas, las frutas más jugosas, los embutidos más apetecibles y la repostería más tentadora llegados de todos los rincones de la Comunidad y del resto de las regiones de España agasajarán nuevamente a la Virgen después de suspensión del acto en 2020 a causa del coronavirus. 

El acto queda limitado a un máximo de 1.200 participantes repartidos en grupos de 20 oferentes lo que, según reconoce el presidente de la Federación de Casas Regionales y Provinciales, José María Arilla, ha generado un ambiente "un tanto frío”. “Estamos contentos por recuperar la Ofrenda, pero la limitación de 20 personas por grupo ha hecho que muchos digan si este no pude ir, yo tampoco”.

El presidente de los centros regionales explica que algunas de las casas más numerosas, como por ejemplo la de Andalucía o la de Teruel, “se han mentalizado” y han organizado sorteos o han dejado la decisión en manos de sus juntas directivas, pero, lamenta que algunos grupos de varios pueblos que pasan todos los años, "por aquello de no tener que decidir quién se quedaba fuera, han decidido finalmente no venir”.    

Mapa del recorrido que seguirán los oferentes.

Los que sí participen, completarán un nuevo recorrido, diferente al tradicional que en los últimos años partía desde la plaza de Santa Engracia. En este caso, comenzará desde el parque Macanaz, punto de la margen izquierda a partir del cual el itinerario está vallado y cuenta con varios controles de seguridad. Discurrirá por el puente de Santiago, donde los oferentes, ataviados con su trajes regionales de gala, a buen seguro muchos inmortalizarán su paso frente a la Basílica con el Ebro de fondo. 

Encuentro con la Virgen

Después, recorrerán unos metros del paseo Echegaray y Caballero y accederán a la plaza del Pilar por la calle Florencio Jardiel. Allí se encontrarán con la estructura de la Virgen, en un espacio más recogido junto a la Fuente de la Hispanidad.

“Porque la devoción por la Virgen del Pilar no falla”, apunta Arilla, quien recuerda con emoción el sentimiento que expresan muchos oferentes cuando pasan por el camarín de la Virgen. “Aunque este año vayamos a ser algunos menos, merece la pena que no se pierda esta bonita costumbre”, asegura.     

La Hermandad del Refugio de Zaragoza también pretende convertir en costumbre la recogida de alimentos organizada por la Federación de Casas Regionales y Provinciales en la semana previa al Pilar, tal y como se viene realizando en los dos últimos años a causa de la suspensión de las fiestas por la COVID-19. 

Si en 2020 la iniciativa de la Federación de casas regionales y provinciales acumuló 14.000 kilos de alimentos, este año la cifra provisional se ha quedado en 7.664 kilos, a falta de la llegada de las aportaciones de varios grupos importantes que podrían incrementar la suma provisional en 2.000 kilos más. Todas esas aportaciones ya han sido repartidas por el Refugio entre sus propios usuarios y los comedores del Carmen, San Antonio, Hijas de la Caridad y San Juan de los Panetes. 

La necesidad no desciende

A ellos también habrá que añadir la cantidad de alimentos que este miércoles se depositen a los pies de la Virgen. “Se lo vamos a plantear a las casas regionales”, avanza el gerente, Ernesto Millán. “Nos viene muy bien que durante estos días traigan al refugio alimentos no perecederos, como palés de arroz y pasta, por ejemplo, ya que los que se entregan en la Ofrenda sí son alimentos perecederos como fruta y verdura”, explica. 

Unas aportaciones con las que el Refugio seguirá haciendo frente a una elevada demanda de ayuda, según reconoce  Millán: “Seguimos teniendo nuestras 53 plazas ocupadas y, de lunes a viernes, hacemos entregas de alimentos a medio centenar de familias”. Su perfil, en cambio, sí ha variado en los últimos meses. “Hemos pasado de los afectados por los ERTEs que no cobraban, muchos de ellos del sector de la hostelería, a atender ahora a personas que sobrevivían en la economía sumergida, como muchas mujeres sudamericanas que se dedicaban a la limpieza de casas y el cuidado de ancianos, así como argelinos y marroquíes que se ganaban la vida con la albañilería y la fontanería”, explica.