CAMPAÑA FRUTA

Mediadores culturales para ayudar a los temporeros en Caspe

La Comarca del Bajo Aragón-Caspe recibe cada año a unos 5.000 trabajadores y, muchos, desconocen el idioma. El Ayuntamiento ha puesto en marcha esta campaña para fomentar la convivencia de la zona

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto 'Agentes de convivencia' en la Comarca del Bajo Aragón-Caspe.

Jawad y Zakaria llevan más de una década viviendo en Caspe. Llegaron de Pakistán y Marruecos sin saber español y, ahora, ayudan a otros compatriotas para evitar los problemas que ellos sufrieron. Son los "agentes de convivencia", una iniciativa de la Comarca del Bajo Aragón-Caspe. Su labor es explicar a los que vienen de fuera los recursos que tiene cada ayuntamiento de la comarca.

Cada año trabajan allí alrededor de 5.000 temporeros que vienen a recoger fruta. La mayoría procede de Pakistán, Marruecos y Rumanía y reconoce que, para ellos, el idioma es uno de los principales problemas a los que se enfrentan. "Cuando una persona viene nueva y no se sabe el idioma es bastante más difícil que se integren", atestigua Zakaria, uno de los 'agentes de convivencia' en la comarca.

Solo uno de cada diez temporeros pide información 

Solo uno de cada diez pide información directamente, por eso esta iniciativa ha sido bien recibida por los trabajadores de la fruta. Aunque tanto Jawad, como Zakaria aseguran que al principio los confundían con policías. Ahora, señalan, se han ganado su confianza. Una de las consultas más frecuentes en la del alojamiento.

El objetivo de este proyecto es fomentar la convivencia en la localidad porque con este acercamiento todos ellos recibirán la información "a pie de calle y en su propio idioma", explica la trabajadora social Ana Mosteo. Entre las tareas de estos 'mediadores sociales', que actuarán durante los dos meses de campaña de recogida de la fruta, también está apoyar el servicio de duchas.