Publicidad
DE UCRANIA A ARAGÓN

Más de 50 familias aragonesas ceden viviendas a refugiados a través de una página web

Este iniciativa tiene 2.500 anfitriones en toda España y ya son 30.000 ucranianos los que demandan alojamiento a través de ella

EUROPA PRESS /
Un niño refugiado junto a su maleta. / Foto: EP
icono foto Un niño refugiado junto a su maleta. / Foto: EP

Más de 50 familias aragonesas han cedido viviendas para refugiados ucranianos a través de la plataforma www.eu4ua.org que pone en contacto a anfitriones y personas que necesitan una casa en la que vivir. De ámbito europeo, esta plataforma tiene registrados 30.000 refugiados y 10.000 anfitriones, de los que la mitad son de Francia y 2.500 de España. Entre los anfitriones, los hay que ceden una habitación de su vivienda habitual que les sobra, o parte de la casa que no usan o una segunda residencia que no habitan.

Creada por cuatro emprendedores, dos franceses residentes en España, un belga y un colombiano, el objetivo de la plataforma es conectar la "oferta de viviendas con la demanda" de refugiados que necesitan un alojamiento. Así lo ha expuesto uno de estos cuatro emprendedores, Arnaud Devigne, francés residente en Baleares, quien ha destacado que la iniciativa surgió, un día después de la ocupación de Ucrania y se desarrolló en un fin de semana, "después de 48 horas sin dormir porque había urgencia", al saber que un millón de refugiados estaban en camino de las fronteras.

Arnaud Devigne ha precisado que la plataforma "no es un Airbnb" para contratar una casa, sino que solo se contacta entre anfitriones y refugiados, "y luego pueden hablar por WhatsApp, email o por teléfono". Devigne ha explicado que hay anfitriones que lo hacen de forma directa y otros piden ayuda a las ONG para que les aporten cierto soporte o consejos, pero "la idea es que es gratis porque es una iniciativa solidaria y de fraternidad, de gente que quiere compartir un bien de primera necesidad con gente que tiene necesidad".

Sobre los destinos de preferencia de los refugiados, ha comentado que hay una demanda muy fuerte para ir a Polonia, Alemania y República Checa, pero hay países que no tienen suficiente alojamiento de anfitriones para la elevada demanda y a Polonia han llegado casi dos millones y "no hay más camas, el país está desbordado", ha descrito. Por eso se traslada el mensaje de que vayan al oeste y crece la demanda para ir a Francia, España y Portugal. Generalmente los refugiados piden más de un país entre las preferencias porque "es difícil la primera opción".

El próximo paso que ya planean estos cuatro emprendedores es habilitar una plataforma de empleo para poner en contacto a los refugiados con ofertas de trabajo porque "quieren ganarse la vida por sí mismos, como hacían en Ucrania, no quieren depender de las ayudas", ha concluido.