SANIDAD

Los sanitarios denuncian las agresiones "constantes"

Contabilizan 153 ataques en lo que va de año y calculan que podrían duplicarse. Piden al Gobierno una mayor protección de los trabajadores

ARAGÓN NOTICIAS /
Concentración de profesionales médicos y de enfermería ante el centro de salud José Ramón Muñoz de Zaragoza tras una agresión el pasado año (EP).
icono foto Concentración de profesionales médicos y de enfermería ante el centro de salud José Ramón Muñoz de Zaragoza tras una agresión el pasado año (EP).

Los sindicatos médicos y de Enfermería CESMAragón, FASAMET y SATSE han denunciado conjuntamente las agresiones sanitarias producidas en los últimos días en la Comunidad. Lamentan que se trata de un "problema constante" y piden al Ejecutivo autonómico que tome medidas para aumentar la protección de los trabajadores. En lo que va de año, los sanitarios calculan que ya se han producido 153 ataques y calculan que podrían duplicarse antes de 2022.

Los profesionales plantearon en marzo de 2019 cinco actuaciones urgentes sobre esta materia, como dotar con un vigilante de seguridad a todos los centros médicos, instalar cámaras de videovigilancia, disponer de un 'botón del pánico' en las mesas de trabajo o implantar multas de hasta 30.000 euros para los agresores. Sin embargo, los sindicatos critican que apenas se han tomado "medidas mínimas".

La mayoría de agresiones se producen en los Centros de Salud

Además, hacen especial hincapié en la necesidad de reforzar la seguridad en la Atención Primaria, donde se producen la mayoría de agresiones. A modo de ejemplo, los sanitarios han indicado que en estos momentos 19 centros de salud aragoneses tienen el botón para pedir ayuda, pero sus profesionales no cuentan con un dispositivo de seguridad, como pulseras de geolocalización, cuando tienen que hacer visitas domiciliarias.

Por ello, los sindicatos médicos reclaman respuestas con la "máxima urgencia" y han advertido que, si no se atiende su reclamación en el plazo de un mes, se plantearán otras acciones, como denuncias a la Inspección de Trabajo o acciones penales de los responsables del Departamento de Sanidad y del Servicio Aragonés de Salud.

Según los datos ofrecidos por estos profesionales, en 2018 se produjeron 253 agresiones, llegando a alcanzar las 294 en 2019. Asimismo, durante el año 2020, marcado por el confinamiento motivado por la COVID-19, se registraron 196.