CONSUMO

El ternasco se dispara de precio por la escasa producción

La tormenta Filomena es una de las causas del menor nacimiento de corderos, a lo que hay que sumar el incremento de los costes de las materias primas y la energía

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Varios clientes esperan para ser atendidos en el puesto Pescados y Mariscos Chueca, en el Mercado Central de Zaragoza.

A solo una semana de que llegue la Nochebuena, miles de aragoneses piensan ya en cuál será el menú esta Navidad, y apuran estos días para tenerlo todo a tiempo. No faltarán los clásicos: pescados como la merluza o el rape, carnes como el ternasco y, cómo no, la uva o los mariscos. Y a estas alturas, la mayoría de estos alimentos han experimentado la habitual subida de precios de estas fechas. El cordero y los carabineros encabezan el ranquin de los principales incrementos, según la Unión de Consumidores de Aragón (UCA).

“Excepto en algunos artículos concretos, como el ternasco, el aumento de los precios ha sido el normal de todos los años”, explica José Ángel Oliván, secretario general de la UCA, que cifra el incremento entre un 8% y un 10%. “Es un crecimiento habitual en estas fechas, no es algo brutal”, señala.

Pero según las cifras que maneja la UCA, el ternasco sí cuesta prácticamente al doble. “En seis meses, una de las piezas más habituales, que es la pierna y la costilla, ha pasado de 14 o 15 euros hasta los 28 y 30 euros”, afirma Oliván.

Escasa producción, altos costes de materias primas y de energía

Entre las razones para este aumento de precios de la carne de cordero está la escasa producción durante esta temporada. “Ha habido menos animales de lo que se esperaba", explica el secretario de la Asociación Nacional de criadores de Ganado ovino selecto de Raza rasa Aragonesa (ANGRA), Adolfo Laviña. Por distintos motivos, dice, este año ha habido menos partos en las ovejas y, por lo tanto, ahora hay menos corderos. No se sabe muy bien el motivo, admite, pero apunta al temporal Filomena como una de las causas detrás del incremento del precio de esta carne desde octubre. “Cada día subía diez céntimos el kilo en la lonja, más o menos”, señala Laviña. 

Por su parte, el presidente del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ternasco de Aragón, Juan Carlos Brun, también apunta a la escasez de producción como la principal razón para los precios actuales. "Hemos tenido muy mala parición, todos los ganaderos hemos obtenido un 40% menos de corderos. A unos les ha afectado más y a otros menos, pero todos hemos perdido", explica Brun. También cree que el frío y la nieve causadas por la borrasca Filomena a su paso por Aragón fueron los desencadenantes de la situación. "En algunos sitios el campo se quedó hecho polvo y no hubo comida suficiente", afirma. El también ganadero y socio del Grupo Pastores sufrió, además, un problema sanitario que provocó que de 500 corderos, solo le quedasen 260. 

Y desde el Grupo Pastores añaden a la baja producción el incremento de los costes de las materias primas y de la energía como causas principales de esta subida de precios. “La alimentación de los corderos se hace al 50% con pienso y los precios de los cereales están muy altos”, afirman desde el grupo. También aseguran que hay una “menor disponibilidad de producto” en el mercado. 

Circunstancias que se deja notar en el bolsillo del consumidor. "Casi da apuro lo caro que se está poniendo el ternasco. Hasta nosotros estamos teniendo problemas para comprar porque no hay ganado”, señalaba hace ya unas semanas Esther Pérez, de la carnicería Valentín Cantalapiedra de Zaragoza.

Los productos más típicos de la Navidad empezaron a subir antes de lo habitual

Pero el ternasco no va a ser lo único que encarezca la cena de Navidad. En el Mercado Central de Zaragoza, que ha sido estas semanas un continuo ir y venir de clientes que apuran los últimos días para comprar, esa subida de precios se dejaba notar ya desde principios de noviembre, como explica Fernando Benito, gerente del Mercado Central. 

"Una Navidad normal -señala Benito- los precios empiezan a subir a principios de diciembre. Este año, con motivo del desabastecimiento, ese incremento se adelantó un poco, a principios de noviembre". En el caso del Mercado Central, el marisco ha sido el producto cuyo precio ha crecido más. "El kilo de carabineros está en 115 euros, mientras que en otra época del año puede costar 50 o 60 euros", advierte. "El rape ha subido en el último mes de 26,9 euros a 32,9; el langostino se mantiene en 35,9 euros y el jamón reserva a 10,95 euros/kilo. Pero son precios normales de Navidad", insiste.

Aunque menos, otros pescados también han aumentado en las últimas semanas. El kilo de bacalao, a 15,9 euros, se ha incrementado un euro, mientras que el de lenguado ha pasado de 19,9 euros el kilo a 22,9.

"La fruta no suele subir, salvo la uva"

El sector de la fruta es el único que apenas registra cambios independientemente de la época del año en la que estemos. "No hay una subida en sí, solo la habitual. "El año pasado estaba entre 2 y 2,25 euros y este, a 3 euros. El motivo es que hay menos producción", explica Javier Monge, mayorista de frutas y verduras de Frutas Monge, cuyos niveles de venta se sitúan en las 1.000 cajas de uva normal, y las 10.000 sin pepita.

Una de las curiosidades que entraña esta fruta es la tradición, que ha variado con el paso de los años. "El 60% de la uva que se vende en Nochevieja es sin pepita, mientras que el resto del año aumenta al 80%", cifra Monge. Además, el mayorista lamenta que otros productos como el cardo cada día se vendan menos. "El blanco de Cadrete está a 1,25 euros el kilo y el rojo, a 2,5 euros el kilo. Desgraciadamente, ha pasado a un segundo plano, pese a que es muy bueno", reconoce. Asegura, además, que los clientes también demandan más frutas exóticas en estas fechas navideñas.