EN ZARAGOZA

Los conductores del tranvía inician paros en horas punta hasta el 7 de octubre

Se producirán todos los días laborables entre las 6:45 y las 9:15 horas y entre las 13:00 y las 15:30, a excepción del 15 de septiembre

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Los Tranvías de Zaragoza contarán con unos servicios mínimos del 60%.

Los conductores de tranvía de la capital aragonesa inician este miércoles una nueva huelga, que coincide con las horas punta y el comienzo del curso escolar, tras ocho meses de paros parciales y siete convocatorias de huelga. Se suman a los iniciados por los empleados de autobús urbano el pasado 2 de septiembre.

Los nuevos paros del tranvía están convocados todos los días laborables, hasta el 7 de octubre, en los tramos horarios de 6:45 a 9:15 horas y de 13:00 a 15:30. La única excepción será el 15 de septiembre, cuando están fijados de 7:15 a 10:15 horas y de 13:00 a 15:30. Habrá unos servicios mínimos del 60%, según ha decretado el Ayuntamiento de Zaragoza.

Falta de acuerdo

El comité de empresa, tras reunirse en varias asambleas con los trabajadores, no contestará a la última oferta de la empresa en el servicio de Mediación y Arbitraje (SAMA) hasta el próximo lunes 13. Por ello, Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, ha pedido a los representantes de los trabajadores que paralicen la huelga hasta que la plantilla se haya podido posicionar sobre la última oferta, petición que ha sido rechazada por el comité.

La empresa ha tachado esta situación de “chantaje a la ciudad” y ha lamentado, en una nota de prensa, que “la única herramienta de negociación” para el comité sea la huelga, tras “60 reuniones” para desbloquear el convenio, que caducó en diciembre de 2018.

Uno de los aspectos que la empresa señala como factor favorable para llegar a un acuerdo es la reducción de la jornada anual de 8 horas durante tres años hasta llegar a las 1.688 en 2023, es decir, 24 menos que en la actualidad. Por otro lado, destaca una nueva nómina de verano, “que incluiría un plus actualmente variable de 460 euros, vinculado al absentismo, para conformar una paga al final del convenio de 1.260 euros”. Además, la firma que gestiona el servicio acusa al comité de “mantener exigencias económicas inasumibles”.

Los trabajadores, por su parte, critica que no se regule la duración máxima de las jornadas, ni la reducción de la conducción ininterrumpida, actualmente en cinco horas y media. Añaden que “la empresa ofrece como subida lo que nos adeuda de los IPC desde el años 2019 y los pluses que ya cobramos en la actualidad”. “Fuera de ese IPC y de nuestros pluses, la subida que se nos ofrece es de 20 euros netos al mes”, concluyen.