IMPACTO FRANCÉS EN ARAGÓN

Los alcaldes de las zonas turísticas oscenses reaccionan: "Es otro palo más"

Los regidores de los municipios de Aínsa, Jaca o Canfranc destacan el previsible impacto negativo en el turismo que podría tener un mejor flujo de visitantes franceses, tras la recomendación realizada por el Ejecutivo galo

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Túnel del Somport, Huesca (EP).

"Es otro palo más". Así de rotundo se ha mostrado el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, al hilo de la recomendación del secretario de Asuntos Europeos del Gobierno francés, Clément Beaune, dirigida a sus compatriotas de no viajar a España ni Portugal, por la actual situación epidemiológica en ambos países. Sánchez ha recordado que estas palabras del Ejecutivo galo se suman a la "mala noticia" de este pasado miércoles, cuando se hacía oficial que Aragón volvía a limitar horarios en hostelería y ocio nocturno tras volver a la fase 2 modulada de alerta sanitaria.

A su juicio, una buena parte del turismo francés que llega a Canfranc viene de compras y “no conlleva riesgo”, pero podría tener un efecto disuasorio en puntos más turísticos de la zona.

El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, ha expuesto las posibles consecuencias de estas declaraciones. “Evidentemente nos repercute, ya que tenemos una importante parte de turistas franceses durante todo el año y más en verano”, ha expresado el primer edil. Sin embargo, ha recordado que se trata de una recomendación y no una obligación, por lo que habrá que esperar para conocer la repercusión de las palabras del Ejecutivo galo.
 
Respecto al incremento de contagios por COVID-19 en la Comunidad, ha indicado que es “preocupante” y lamenta las restricciones establecidas este miércoles. “Tampoco nos hace especial ilusión las medidas tomadas en la hostelería, por una situación que se debe a la irresponsabilidad de los ciudadanos”, ha expresado Ramón.

Alcalde de Aínsa: "Es muy triste, iba a ser un verano mejor que el pasado"

El alcalde de Aínsa–Sobrarbe, Enrique Pueyo, también valora negativamente la noticia. "Es muy triste porque pensábamos que iba a ser un verano mejor que el pasado, que ya fue muy flojo con respecto al turismo extranjero", ha reconocido en declaraciones a Aragón Noticias. A pesar de ello, la recomendación "se podía esperar", debido al aumento masivo de contagios y se podría traducir en "una reducción del tráfico francés", ha avanzado.

"Esperemos que sea algo pasajero", ha apuntado, porque el periodo estival "había empezado muy bien". Para el municipio oscense de Aínsa, el turismo procedente del país vecino es esencial especialmente en julio, cuando la mayoría de franceses disfrutan de sus vacaciones, compensando la menor afluencia de visitantes españoles.

Impacto en Guara: "el 45% de los visitantes es francés"

El alcalde de Alquézar, Mariano Altemir, ha recordado que el 45% de los visitantes de la sierra de Guara y de Alquézar es de nacionalidad francesa, por lo que ha mostrado "preocupación". En relación al número de reservas, ha estimado que hay "casi más dominio francés que español". Ha argumentado que el tipo de turismo galo, que llega predominantemente a Aragón por carretera, es más seguro que el holandés o el alemán, que requiere coger un vuelo. 

Miguel Ángel Noguero, primer edil de Bielsa, se muestra positivo porque asegura que "es solo una recomendación " y cree que no les afectará "en exceso". Para Noguero, "la frontera es una puerta abierta que beneficia a los dos países", por lo que el alcalde espera que este verano "no lleguen nuevas restricciones".

El transito de franceses al Valle es uno de los motores económicos de Bielsa: "Aquí es muy importante la presencia francesa no solo en turismo, también en comercio, porque vienen a comer, a repostar gasolina, a comprar tabaco... En hostelería podemos estar hablando de que el francés suponen un 40% del consumo, mientras que para los comercios ronda el 90%".

Vídeos

Vídeos