DEMOGRAFÍA

Las tres provincias ganan población en los últimos años

Villanúa, Belchite y Sarrión son solo tres ejemplos de las poblaciones aragonesas que han logrado atraer nuevos habitantes desde 2019

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Julieta Fleitas en la guardería de Villanúa, donde trabaja en la actualidad.

Aragón planta cara a la despoblación, tal y como demuestran las cifras. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las tres provincias de la Comunidad han aumentado el número de habitantes entre 2019 y 2021. En la provincia de Huesca es en la que más ha crecido la población, el 1,7%, hasta alcanzar los 224.264 vecinos. Teruel ha llegado a los 134.137 habitantes, que supone una aumento del 0,3%, y en Zaragoza ese incremento se queda en el 0,2%, lo que se traduce en 2.849 censados más, hasta superar los 967.000.

Una de esas nuevas pobladoras de la provincia altoaragonesa es Julieta Fleitas, que llegó a Villanúa en 2019. Tras conocer el municipio durante unas vacaciones, decidió emprender el viaje sin retorno, junto a toda su familia, desde Buenos Aires. “Vinimos con cuatro niños. Encontramos un pueblo muy acogedor que nos recibió con mucho amor”, señala Fleitas, que trabaja en la guardería de esta localidad. Solo en el último año, Villanúa ha ganado unos 80 habitantes, y cuenta con 70 niños menores de 15 años.

El alcalde del municipio, Luis Terrén, considera que es “una satisfacción enorme” que el centro escolar esté “lleno de niños, consecuencia, celebra, de que “un gran porcentaje de este aumento de población son familias con niños que han elegido Villanúa para vivir”.

En Belchite, que también ha crecido en número de habitantes, el Consistorio ha creado una tarjeta ciudadana para facilitar los trámites administrativos o acceder a la oferta deportiva y cultural del municipio. “Es una pequeña lucha contra la despoblación. Lo que queremos conseguir es facilitar todos los accesos a las actividades y servicios municipales que se dan desde el Ayuntamiento de Belchite”, explica el alcalde, Carmelo Pérez.

Y en el municipio turolense de Sarrión, los servicios, el empleo y la natalidad son las claves para que su población haya ganado 50 nuevos vecinos. “Es verdad que hemos crecido un montón. En Sarrión hay mucho trabajo y cada año van naciendo más niños”, afirma Ana Belén de Miguel, alcaldesa de Sarrión, donde este 2022 esperan, de momento, la llegada de cinco nuevos bebés.

Por su parte, el comisionado del Gobierno de Aragón para la Lucha contra la Despoblación, Javier Allué, destaca el esfuerzo de las instituciones para incorporar jóvenes al sector primario. “Una apuesta por el sector agroindustrial, políticas de discriminación positiva en el medio rural que se diseñan, desde el Instituto Aragonés de Empleo, para fomentar la inserción, la promoción y la formación del empleo en el medio rural", sentencia Allué.