CENTROS DE MAYORES

Las residencias aragonesas reducen ligeramente sus brotes activos

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, pide que, si hay tercera dosis, "se prioricen los centros de mayores"

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto La consejera de de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, en su visita al Hogar de Mayores del IASS de Valdefierro (Zaragoza).

Disminuye ligeramente el número de brotes abiertos en centros de mayores, en estos momentos hay 52, aunque el número total de contagios entre residentes y trabajadores es de 485, 33 más que hace siete días. Un incremento menor que en semanas anteriores por lo que el Gobierno de Aragón cree que la situación es "estable" y no es necesario endurecer las restricciones. Así lo ha explicado este jueves la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, durante su visita el Hogar de Mayores del IASS de Valdefierro, en Zaragoza. Allí, ha recordado que un brote activo equivale, en muchos casos, ha un solo positivo, generalmente de un trabajador.

La consejera ha remarcado que la situación que se vive en la sociedad tiene su reflejo en las residencias, donde también suben los contagios si aumentan en la calle. Para reducir la incidencia de la COVID-19 en los centros de mayores, Broto ha vuelto a pedir a los trabajadores de los centros que se vacunen, porque, ha dicho, solo así "mantenemos a salvo a los mayores". 

Los empleados no vacunados de las residencias deben realizarse una prueba diagnóstica cada 72 horas para asegurar que no pueden contagiar a los residentes. "Los trabajadores deben estar vacunados, pero no podemos obligarles, aunque desde el punto de vista ético, personal y social deberían hacerlo", ha subrayado la consejera del ramo. 

"El número de empleados de centros sin inmunizar se sitúa en el 3%", ha explicado Broto, quien ha indicado que "debemos fijarnos en que el 97% está vacunado, esa es la cifra positiva", aunque ha asegurado que su objetivo siempre será llegar al cien por cien. 

Respecto a la posibilidad de que Sanidad pueda aprobar la inoculación de una tercera dosis contra la COVID-19, la consejera Broto ha pedido que se prioricen las residencias, como, dice, "se ha hecho hasta ahora".