RESPECTO A 2020

Tres veces más consultas en las Oficinas de Turismo de Zaragoza durante el Pilar

Las provincias de Huesca y Teruel alcanzan en varias zonas el 90% de ocupación y perciben los primeros síntomas de recuperación del visitante extranjero

ARAGÓN NOTICIAS /
Turistas en la plaza del Pilar de Zaragoza (EP).
icono foto Turistas en la plaza del Pilar de Zaragoza (EP).

Las Oficinas de Turismo de Zaragoza han atendido en este puente del Pilar, del 8 al 12 de octubre, un total de 6.353 consultas, la mayoría realizadas por visitantes de otros puntos de España, lo que supone más del triple de las registradas en 2020 (1.761), cuando no hubo actos culturales debido a la pandemia de la COVID-19.

La capital aragonesa ha recuperado así parte de las visitas que recibía en sus días grandes, aunque todavía quedan lejos de las cifras del 2019, cuando por estas fechas se alcanzaron las 14.157 consultas.

Desde el 8 de octubre, las entradas a las oficinas de turismo comenzaron a ascender hasta alcanzar el domingo 10 la cifra más alta, con 1.701 consultas. Es decir, en un solo día prácticamente se igualaron todas las visitas registradas durante los cinco días del puente del año anterior. Además, del total de consultas en las oficinas, un 89% (5.635) las realizaron residentes nacionales frente a las 718 de extranjeros. Las consultas nacionales han estado al 45% respecto al mismo periodo de 2019.

Destacan también las consultas realizadas por los propios zaragozanos, que han pasado de representar el 24% en 2020 a situarse diez puntos por encima, así como el incremento de visitantes madrileños, que acumulan el 12% de las consultas frente al 2% del año anterior. En el lado contrario, se sitúa la Comunidad Valenciana, cuyos ciudadanos han disminuido del 30% al 10%.

Un descenso similar se produce con los turistas franceses, que en 2020 realizaron el 37% de las consultas mientras que en 2021 ha sido del 29%. Por el contrario, este año han llegado más visitantes alemanes.

Más visitas guiadas

La estancia media en la capital aragonesa es de entre dos y tres días. La mayoría, un 57%, visita la ciudad atraído por su actividad cultural y patrimonio monumental. Entre la información solicitada destacan monumentos (24%), información general de la ciudad (21%) y actividades culturales (19%).

Según informa el Consistorio zaragozano, durante estos días, Zaragoza Turismo ha trabajado para ofrecer a la ciudadanía una oferta turística de calidad, que a tenor de los resultados ha tenido buena acogida. De hecho, entre el 8 y el 12 de octubre, un total de 472 personas han participado en las visitas guiadas, como las rutas a la Basílica del Pilar, La Seo, la Real Maestranza o los Paseos Guiados. Una cifra que no solo supera la del 2020, sino también la del 2019, con un 15% más.

El Mirador de las Cuatro Culturas del Torreón de la Zuda ha sido también otro de los reclamos turísticos con 392 personas, un 206% más que en 2020 y un 26% más que en 2019. Por otro lado, 754 viajeros han elegido descubrir la ciudad en el bus turístico y en el megabús, un 83% más que en 2020. En 2019 no se ofreció este servicio durante el Pilar.

Un buen puente en Huesca y Teruel

Las zonas más turísticas de la Comunidad han vivido cuatro días de alta ocupación, con porcentajes que han ido del 70% al 90% según los puntos concretos. Una llegada de turistas que se ha visto favorecida por el buen tiempo generalizado y su ánimo de salir de viaje como remate del verano. 

En la provincia de Huesca, el sector hostelero se muestra satisfecho por las cifras, especialmente las de los valles del Pirineo, donde se ha llegado a superar el 90% de ocupación, principalmente por visitantes procedentes del resto de España, pero también por el hecho de que el turismo extranjero comienza a animarse y España empieza a verse como un lugar seguro para viajar en materia sanitaria.

En el resto de la provincia también se ha vivido un puente animado, tanto en Huesca capital como en su entorno, como es el caso del castillo de Loarre, por el que han pasado cerca de 4.000 personas. “Son cifras bastante esperanzadoras porque hemos mejorado incluso las de años anteriores”, destaca Roberto Orós, gerente Loarre Turismo Activo. 

Por su parte, la provincia de Teruel ha registrado cifras espectaculares (90% de ocupación en los hoteles y 80% en las casas rurales) que doblan las del año pasado e igualan a las de 2019, el año previo a la pandemia. Los grupos de turismo organizado han regresado a Teruel capital y el gasto medio en las terrazas de la plaza del Torico ha aumentado. “Una tendencia que se mantiene desde el verano”, como recuerda Fernando Cánovas, portavoz de la Asociación de Hosteleros de Teruel, que espera tenga continuidad con el posible relajo de las medidas sanitarias a partir de noviembre.   

“La tendencia es bastante al alza, se ve claramente que la gente tiene muchísimas ganas de salir y las cifras son muy similares ya al año 2019”, explica Patricia García, gerente de la Fundación Amantes.