Publicidad
CAMBIO CLIMÁTICO

Las imágenes tomadas por Lucien Briet hace un siglo evidencian las diferencias en el paisaje oscense

Una investigación ha recorrido los paisajes fotografiados por Briet, en la que se muestra el impacto del cambio climático y la desaparición de formas de vida tradicionales

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Paisajes de la provincia de Huesca.

El pirineísta Lucien Briet estudió y fotografió casi un millar de paisajes de la provincia de Huesca hace poco más de un siglo. Ahora, una investigación recogida en el libro 'El Pirineo sin Briet' y la exposición organizada en Aínsa por el Geoparque de Sobrarbe ha recorrido algunos de esos lugares y ha comprobado que hay grandes diferencias, debido al cambio climático y a la desaparición de formas de vida tradicionales

Briet fue uno de los primeros montañeros en subir las cumbres del Pirineo, con el objetivo de conocer y reflejarlos en fotografías. Estas imágenes sirven ahora para evidenciar la desaparición de los glaciares.

"El ser humano ya ha visto un Pirineo sin glaciares. Ya ha pasado. Nuestros antepasados lo han visto, pero somos los primeros que lo entendemos. Y eso es lo que genera congoja, porque vemos un paisaje geológico con la idea de estabilidad que asociamos a lo geológico, que está desapareciendo delante de nuestras narices, que se nos escurre como agua entre los dedos", explica el autor de 'El Pirineo sin Briet', Anchel Belmonte. 

Otro de los cambios más notorios es el aumento de la vegetación, a causa del escaso uso de la madera de los bosques y de la ausencia de animales pastando. Además, el calentamiento global ha provocado que no se rompan tantas rocas por efecto del hielo como antes y las laderas inestables se convierten en terreno donde árboles y arbustos crecen con temperaturas propicias. Cambios que también se pueden comprobar en embalses y cauces de los ríos. Son demostraciones de que el paisaje cambia en cien años, aunque nos parezca que permanece intacto.