TRÁFICO

Las distracciones al volante causan casi cuatro de cada diez accidentes mortales

El uso del teléfono móvil durante la conducción multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un siniestro

ARAGÓN NOTICIAS/ AGENCIAS /
icono foto Un conductor sostiene su teléfono móvil mientras conduce.

Las distracciones al volante han provocado el 37% de los accidentes mortales registrados el año pasado en Aragón. Esta cifra es un porcentaje muy superior al 15% provocado por el alcohol o el 14% producido por el exceso de velocidad. Así se ha dado a conocer desde la Delegación del Gobierno en la Comunidad con motivo de la campaña específica de vigilancia de las distracciones en la conducción realizada por la Dirección General de Tráfico (DGT). 

La evidencia disponible indica que el uso del teléfono móvil durante la conducción multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidenteEste riesgo puede ser equiparable a la conducción con exceso de alcohol. En 2020, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil interpuso en la Comunidad 2.862 denuncias por circular haciendo uso del teléfono móvil.

Por su parte, el uso de cascos o auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido, distintos del teléfono móvil, también han sido motivo de denuncia para 1.011 conductores el año pasado, puesto que el uso de los mismos mientras se conduce está prohibido.

Es por ello que la DGT ha puesto en marcha una campaña contra las distracciones con vigilancia a pie de carretera y con la instalación de 20 cámaras a lo largo de la Comunidad. "Hay distintos tipos de infracciones. La mayor sería el uso del teléfono móvil que en la actualidad equivale a 200 euros y tres puntos. Hay un proyecto de ley que está en tramitación parlamentaria que propone aumentar de tres a seis puntos", informa Triguero. 

Desde la DGT han precisado que marcar un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar a un mensaje, encender un cigarrillo, ajustar la radio o el reproductor de CD, mientras se conduce supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo, periodo en el que el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente.

"La principal reacción del usuario es decir que solo ha sido un momento. Pero claro, hay que explicarle que un momento, por ejemplo a 120 kilómetros por hora, podrían ser tres segundos en los que se recorre más distancia que la de un campo de fútbol", explica el teniente del subsector de Tráfico en Zaragoza, Joaquín Triguero.

Los conductores jóvenes suelen utilizar el teléfono móvil cuando conducen con mayor frecuencia que los conductores de mayor edad y son muy vulnerables a los efectos de la distracción, dada su poca experiencia al volante. El tipo de accidente más frecuente debido a la distracción es la salida de la vía, choque con el vehículo precedente o atropello.