Publicidad
RESERVAS DE AGUA

Las lluvias de junio dan un respiro a la cuenca del Ebro, pero el 75% se mantiene en sequía prolongada

Los embalses han bajado sus reservas casi un 2% en solo una semana y están al 51,6%, mientras que hace un año superaban el 60%

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Los embalses han bajado sus reservas casi un 2% en solo una semana y están al 51,6%. Hace un año superaban el 60%.

La sequía prolongada afecta a gran parte de la cuenca del Ebro. Los embalses han bajado sus reservas casi un 2% en solo una semana y están al 51,6%. Hace un año superaban el 60%. La campaña de riego empezó con los peores presagios y, aunque las abundantes lluvias de junio dieron un respiro a la cuenca del Ebro, el 75% se mantiene en esta situación.

"No estamos en un momento tan enormemente crítico como en los meses de abril y mayo, que es cuando debería haber llovido y nuestras perspectivas eran muy malas. Ahora estamos un poco mejor. Hoy por hoy nos están preocupando los ejes del Ebro y Bajo Ebro", explica María Dolores Pascual, presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

En Aragón, los niveles de escasez han mejorado de forma generalizada. En mayo preocupaban las cuencas del Aragón-Arba y del Gállego-Cinca. Un mes después han pasado de fase de emergencia a alerta. En ese nivel también se encuentra la Noguera Ribagorzana y el Huerva.

"Seguimos recomendando contención y uso responsable del agua, sobre todo para aquellos abastecimientos que no tienen garantía de una infraestructura detrás. Respecto del regadío, que es el mayor consumidor y, por tanto, el que mayor restricción hace en caso de sequía, continúan los prorrateos", apunta Pascual.

Unas restricciones y cupos con lo que los regantes han asegurado una primera cosecha. "Conforme ha ido entrando agua en los embalses hemos hecho repartos sucesivos. Eso significa tranquilidad para llegar al final de la campaña y es lo más satisfactorio", afirma José Antonio Pradas, presidente de Riegos del Alto Aragón.

Modernización de los regadíos

La modernización de regadíos es una de las claves para consumir el agua de manera más eficiente. En la mañana de este miércoles se han reunido en Zaragoza representantes de las tres comunidades de regantes aragonesas con responsables del Gobierno central para analizar en qué punto están los 18 proyectos de obras de regadíos en la Comunidad en los que se han invertido cerca de 400 millones de euros.