CÁNCER DE MAMA

La reconstrucción no cura, pero ayuda a seguir adelante

Una de cada ocho mujeres desarrollará cáncer de mama a lo largo de su vida. Además de los tratamientos para curarlo, en ocasiones, las pacientes necesitan someterse a una reconstrucción del pecho para reparar su sentimiento

ARAGÓN NOTICIAS /
Una mujer se somete a una mamografía.
icono foto Una mujer se somete a una mamografía.

El cáncer de mama es el segundo en incidencia en Aragón. Se calcula que una de cada ocho mujeres desarrollará este cáncer a lo largo de su vida. El 90% de ellas consiguen vencer la enfermedad cinco años después, gracias principalmente a la detección precoz, y también, cuando se requieren, a los tratamientos de quimioterapia y radioterapia. Pero en muchos casos es necesario operar, un último paso que no cura, pero sí sirve a las pacientes para poder seguir. Se trata de la reconstrucción mamaria, asunto que abordará este lunes el programa Objetivo, de Aragón TV, a partir de las 21:35 horas. 

El aragonés Rodrigo Cucalón, recuerda un cirujano del Hospital Clínico Universitario "Lozano Blesa" de Zaragoza, "fue pionero hace más de 30 años en el desarrollo de esta técnica", que combina en una misma intervención la cirugía cosmética y la extirpación total o parcial de la zona enferma. Este médico explica cómo el "uso de implantes mamarios se ha generalizado. Las mastectomías, que eran muy cruentas, han evolucionado a cirugías que permiten conservar la mayor parte de la piel, incluso la aureola y el pezón, y que el resultado cosmético sea mejor".

Se trata, en todo caso, de un duro proceso que se prolonga meses o años. En ocasiones no se "reconstruye", sino que se "construye" un nuevo cuerpo y una nueva personalidad para seguir disfrutando de la vida.