ELECCIONES 4M

La participación en las elecciones de Madrid sube 11 puntos, hasta el 69,27%, a las 19 horas

Hasta esa hora, más de 3 millones de electores habían depositado su voto del los 5 millones que están llamados a votar en estas elecciones autonómicas. Por la tarde, las filas se repiten

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Una señora ejerciendo su derecho a voto en Madrid.

La participación en las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid a las 19:00 horas es del 69,27%, con el 70,76% de las mesas comunicadas (5.141), los que supone 11,14 puntos más que en los comicios de 2019 a la misma hora, que fue del 58,13%.

Según datos del Gobierno regional, 3.313.427 electores habían depositado ya su voto hasta las siete de la tarde, en las 7.265 mesas habilitadas, frente a los 2.762.191 de las elecciones pasadas.

En total, 5.112.658 personas están llamadas a votar en estas elecciones autonómicas, de las cuales 4.783.528 residen en la región. 

La jornada electoral está siendo atípica, tanto por ser un día laborable y en mitad de una pandemia, como por la  distancia de seguridad y la presencia de ciudadanos con mascarillas.

Se repiten las largas colas para votar

Las largas colas que se han formado en muchos colegios electorales de Madrid para votar a primera hora de la mañana se han vuelto a repetir en el primer tramo de la tarde, especialmente a partir de las 16:00 horas, en algún caso llegando a la hora y veinte minutos de espera.

Algunos de los colegios donde se han registrado mayores esperas a la hora de la comida son el centro de infantil y primaria San Juan de la Cruz, en el barrio de Hispanoamérica, el Pi i Margall, en la plaza del Dos de Mayo, el Divina Pastora, en la calle de Santa Engracia, o el Tirso de Molina, cerca de Legazpi.

El cierre de los centros electorales está previsto a las 20:00 horas, si bien el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López ha indicado que todo aquel que esté esperando para votar -en el interior o en los accesos del centro- podrá hacerlo. Asimismo, López ha hecho un llamamiento a la "tranquilidad" ante las esperas que se están produciendo a las puertas de los colegios electorales.