PUENTE DE AGOSTO

La Guardia Civil completa 21 rescates en el Pirineo

El accidente más serio se produjo el sábado en el Aneto, donde cuatro montañeros cayeron al glaciar y uno tuvo que ser evacuado en helicóptero

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Un helicóptero de la Guardia Civil aterriza este lunes en Benasque. (Marcos Liminiana)

La Guardia Civil ha realizado en este puente del 15 de agosto más de una veintena de operaciones en el Pirineo oscense, en un fin de semana en el que el glaciar del Aneto ha mostrado su imagen más dura y agreste, con varios accidentes de carácter grave, aunque sin que haya que lamentar ningún fallecimiento.

Dos operaciones de rescate tuvieron lugar el viernes, otras diez se produjeron el sábado, cuatro más el domingo y este lunes se han registrado otras cinco. En todas ellas, los socorridos han sufrido heridas o síntomas de diferente consideración. 

Todos los avisos de estas operaciones tuvieron entrada en la central 062 de la Guardia Civil y la mayoría de ellos lo fueron a través de 112 SOS-Aragón, según informa el Instituto armado. Estas intervenciones se han llevado a cabo por el GREIM de Benasque, el GREIM de Boltaña, la SEREIM de Jaca y el EREIM de Huesca.

Los rescates del viernes tuvieron lugar en el glaciar del Aneto, un lugar que cuenta con una zona de hielo fósil que hace difícil la progresión, por lo que desde la desde la Guardia Civil vuelven a llamar a la prudencia a todos aquellos que tengan previsto subir a este pico. Así, recuerda se trata de una zona muy técnica que requiere, tanto formación suficiente, como el uso del material adecuado, como crampones con bota específica de montaña y piolet.

El accidente más grave se produjo el sábado, cuando cuatro personas resultaron heridas de gravedad tras caerse en el glaciar del Aneto. Una de ellas, un vecino de Segorbe, tuvo que ser trasladado en helicóptero del 112 al Hospital Clínico de Zaragoza.

Las heridas o síntomas que presentaban las personas atendidas eran de muy diferente consideración, en muchos casos por no llevar ni siquiera ropa adecuada para realizar la actividad, como varias fracturas de tobillo, heridas abiertas, policontusiones, laceraciones y cortes, o síntomas de agotamiento y deshidratación entre otros.