AGRICULTURA

La escasez de lluvias pone en peligro los cultivos del canal de Bardenas

El bajo nivel de agua del embalse de Laverné merma el regadío de 85.000 hectáreas de la zona

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Embalse de Laverné (Zaragoza).

Las escasas precipitaciones y el bajo nivel de agua en algunos embalses han encendido las alarmas entre los regantes del canal de las Bardenas. Los agricultores se muestran preocupados por el futuro de algunos cultivos ubicados en la zona ante los bajos niveles de agua de las reservas acumuladas.

Un ejemplo se encuentra en el embalse de Laverné (Zaragoza) -que se abastece de Yesa- y que sufre un nivel de sequía histórico. La falta de precipitaciones lo ha dejado en una quinta parte de su capacidad, lo que indica un nivel preocupante que merma la capacidad de riego de las 85.000 hectáreas del canal de Bardenas. "Nuestro sistema se abastece exclusivamente del embalse de Yesa, el cual se sitúa en umbrales de sequía; entre alerta y emergencia", indica el técnico de la Comunidad General de Regantes del Canal de Bardenas, Francisco Sagaste. 

Esta situación ha golpeado a los agricultores de la zona, que en comarcas como las Cinco Villas han regado con restricciones a lo largo de esta campaña. Para salvar el 40% de su producción potencial han necesitado utilizar el agua de la parte restante. Por ejemplo, han dejado de regar alfalfas para priorizar cultivos como el maíz, que sufre más la falta de agua. 

"Tienen que dejar tierras al secano o con cultivos con poca demanda de riego para que ese agua que sobra se pase a otras, para tener así otros cultivos que den renta", explica el encargado de la explotación de la Comunidad General de Regantes del Canal de Bardenas, Paco Auría. Ahora, quedan apenas unos días para la finalización de la campaña. Este es un momento determinante para el maíz que, a punto de ser cortado, necesitaría un último empujón de agua.