DEPORTES

Japón celebrará los JJ.OO. sin público, tras declarar un nuevo estado de emergencia

Las competiciones, que deberían haberse disputado el pasado año, tendrán lugar del 23 de julio al 8 de agosto próximos. La nueva medida entrará en vigor el lunes

ARAGÓN NOTICIAS /
Vista general de Tokio, capital de Japón y sede de los JJ.OO. de 2020.
icono foto Vista general de Tokio, capital de Japón y sede de los JJ.OO. de 2020.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, decidió este jueves volver a declarar el estado de emergencia en el área de Tokio, una alerta ante el aumento de los casos COVID-19 que estará vigente hasta el 22 de agosto y que coincidirá con la celebración de los Juegos Olímpicos (desde el 23 de julio hasta el 8 de agosto), cuya organización ha decidido que se celebren a puerta cerrada.

Tras declarar el estado de emergencia, que entrará en vigor se producirá el lunes 12 de julio, el Gobierno nipón ya había barajado adoptar esta drástica decisión. "Dije anteriormente que si íbamos a estar bajo estado de emergencia, deberíamos considerar unos Juegos sin espectadores", señaló el primer ministro. 

Suga reiteró su compromiso para organizar unos Juegos "seguros" en plena pandemia, aunque admitió que van a celebrarse en un formato "anormal", que incluirá restricciones sin precedentes para los atletas y otros participantes extranjeros.

Y  recordó también el aviso de que las autoridades niponas aplicarán férreos controles sobre todos los participantes extranjeros que viajen a Japón con motivo de los Juegos, desde atletas hasta representantes de comités nacionales y periodistas.

Los anfitriones ya habían decidido vetar la entrada al país de turistas foráneos durante los Juegos y celebrar las competiciones con un número limitado de espectadores locales, aunque ahora las competiciones se desarrollarán sin público. 

"Todos vienen a Japón después de realizarse dos test PCR y más pruebas de forma diaria tras su llegada, de este modo prevenimos los contagios en Japón. La mayoría vienen también vacunados y estarán controlados, porque se desplazarán solo por lugares como sus hoteles y otros sitios indicados con antelación", dijo Suga.

Son muchos los nipones que no se explican cómo el mismo Gobierno que lleva meses pidiéndoles evitar desplazamientos no esenciales por el riesgo de contagios, sigue adelante con su plan de celebrar unos Juegos que conllevarán la llegada al país de unos 11.000 atletas olímpicos y paralímpicos, y en torno a 80.000 participantes foráneos más.