RESTOS PREHISTÓRICOS

Hallados tres nuevos abrigos con pinturas rupestres en Valmuel (Teruel)

El hallazgo se enmarca en el inventario que realiza la Asociación Cultural Taller de Arqueología de Alcañiz

ARAGÓN NOTICIAS /
Detalle de una de las pinturas halladas (Foto: Jesús Carlos Villanueva)
icono foto Detalle de una de las pinturas halladas (Foto: Jesús Carlos Villanueva)

Tres nuevos abrigos con pinturas rupestres, algunas de ellas muy bien conservadas, han sido encontradas en los últimos días en el término de Alcañiz. Concretamente en las inmediaciones de pedanía de Valmuel, en la cuenca del río Regallo.  El hallazgo ha sido realizado por el arqueólogo Jesús Carlos Villanueva quien, junto con José Antonio Benavente, vicepresidente y presidente respectivamente de la Asociación Cultural Taller de Arqueología de Alcañiz, están llevando a cabo desde hace seis años un inventario de muestras que demostraría la presencia humana en la zona durante la Prehistoria a través de soportes rupestres y otras estructuras rurales. Según explican los investigadores, los nuevos hallazgos se clasifican dentro del ciclo artístico Levantino. En ellos se reconocen convenciones estilísticas propias del área geográfica de las comarcas del Bajo Aragón, Matarraña y Maestrazgo. 

En el primero de los nuevos abrigos se conserva la representación de un cérvido idéntico desde el punto de vista técnico y estilístico (e incluso en actitud) al descubierto hace cinco años en el Corral de las Gascas, así como otras figuras de animales peor conservadas y pendientes de estudio y documentación entre las que parecen adivinarse un posible toro y otros ciervos. En otro de los abrigos se distingue la existencia de cuadrúpedos, probablemente cérvidos, siendo apreciables las patas de la que debió ser una gran representación de ciervo en el techo, así como otra de un ciervo macho con una gran cornamenta parcialmente conservada en la pared.  En el último de los abrigos se localizan los elementos más destacados no solo por la poco habitual ubicación de las pinturas dentro del mismo (en el techo) sino también por la temática representada con al menos una escena de índole social, poco común en este  territorio.

Un nuevo avance en una larga trayectoria de investigación

La documentación y estudio de estos conjuntos, incluyendo excavaciones arqueológicas y una ampliación de los trabajos de prospección, pueden suponer un avance esencial en el estudio general del arte Levantino sobre aspectos como el patrón de distribución o las relaciones estilísticas y temáticas en el territorio nuclear (clásico) de este ciclo artístico. Para este cometido, ya se ha solicitado permiso a la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, que además ha aportado una primera ayuda pública de 1.250 € para la labor, y se ha propuesto la participación de un equipo de siete personas conformado por investigadores del Taller de Arqueología de Alcañiz y la Universidad de Zaragoza.

Jesús Carlos Villanueva y José Antonio Benavente en uno de los abrigos (Foto: José Puche, Ayuntamiento de Alcañiz)

Con los recientes hallazgos son seis los abrigos con pinturas rupestres descubiertos en los últimos años por el Taller de Arqueología de Alcañiz, que desde hace 30 años trabaja por el estudio y conservación del patrimonio arqueológico y cultural de Alcañiz y el Bajo Aragón. Además de haber publicado una veintena de libros sobre esta temática y salvaguardar, investigar y divulgar el patrimonio arqueológico de Alcañiz y su entorno ha conseguido catalogar más de 300 yacimientos arqueológicos solamente en su término municipal, de los cuales 19 ya han sido declarados Bien de Interés Cultural (BIC) y a los que habrá que sumar próximamente los tres nuevos abrigos.