CRÍMENES DE ANDORRA

Feher estaba "tranquilo" e iba armado cuando fue detenido

Los agentes lo recuerdan "relajado" y aseguran que portaba las armas robadas a los guardias civiles asesinados. Continúa la tercera sesión del juicio en la Audiencia de Teruel por los crímenes de Andorra

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Norbert Feher, conocido como 'Igor, el ruso", este miércoles en la Audiencia Provincial de Teruel.

Feher estaba "tranquilo y relajado" en el momento de su detención y llevaba "colgada al cuello" un arma cargada y un cuchillo de "grandes dimensiones". "Estaba cargada para disparar", ha declarado uno de los agentes de la Guardia Civil que detuvo a Norbert Feher en la madrugada del 15 de diciembre de 2017. Pocas horas antes había asesinado a José Luis Iranzo y a los guardias civiles Víctor Caballero y Víctor Romero, a los que después les sustrajo sus armas reglamentarias. Son los primeros testigos en declarar este miércoles en la tercera sesión del juicio por el triple crimen de Andorra en la Audiencia Provincial de Teruel. 

Los dos guardias civiles circulaban por la carretera A-226, cerca del límite entre Teruel y la Comunidad Valenciana, y han recordado cómo "por casualidad" vieron una furgoneta "posiblemente accidentada", en un camino cercano a la vía principal. Por “coincidencia”, han asegurado, desviaron su trayectoria para tomar un camino e identificar la furgoneta. Una vez dentro del camino, alumbrados gracias a los focos de su vehículo vieron lo que parecía “unos bultos o una mochila”. Los dos agentes ha coincidido en sus declaraciones al recordar de qué forma dieron con el acusado: "Nos acercamos a pie y, al aproximarnos, vimos a un individuo tumbado boca abajo”, ha señalado uno de los agentes.

Los dos guardias civiles han defendido este miércoles que no dieron "tiempo a reaccionar” a Norbert Feher, quien se encontraba bajo una encina, armado y con el arma cargada y con un machete de montaña grande". Tras cachear a Feher, vieron que coincidía con los retratos robots que habían recibido en los avisos y que, además, llevaba el equipamiento robado de los dos guardias civiles a los que anteriormente había matado, con sus armas reglamentarias entre la chaqueta y el pecho.

Feher asumió el haber consumido alcohol y fue sometido a dos pruebas de alcoholemia, de las que obtuvo los resultados positivos de 0,46 mg/l en la primera y 0,47 mg/l en la segunda. El agente que sometió al detenido a la prueba ha destacado su “mirada despierta” y cómo “observaba lo que ocurría a su alrededor”.

La declaración de los testigos, en los que se encuentra la viuda de José Luis Iranzo, Eva Febrero, se reanudará a las 16:30 h. de este miércoles.