SUCESOS MONTAÑA

Un montañero fallece de un infarto en la subida a Argualas, en Panticosa

Los agentes del grupo de rescate de la Guardia Civil solo pudieron certificar el fallecimiento del montañero, de 57 años y vecino de Huesca.

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Los agentes no han podido reanimar al montañero y solo han podido certificar su fallecimiento.

Un montañero de 57 años, vecino de Huesca, ha fallecido en la mañana de este domingo tras sufrir un desvanecimiento cuando caminaba en la subida al pico Argualas, en el término de Panticosa. Ha ocurrido en la zona conocida como Majada Baja. Los agentes del equipo de rescate de la Guardia Civil y el médico del 061 han acudido al lugar con el helicóptero con base en Benasque y le han practicado las maniobras de reanimación, pero solo han podido certificar su fallecimiento. Un fin de semana más, los agentes de la Guardia Civil han tenido un intenso fin de semana en las montañas aragonesas.

Además del rescate del montañero fallecido, este domingo los agentes de la Guardia Civil han tenido que intervenir en cinco siniestros más. En el barranco de Mirabal, han rescatado a un barranquista que se ha golpeado la espalda al saltar en una poza. Así mismo, se ha tenido que evacuar a una peregrina alemana que ha sufrido una torcedura de tobillo cuando realizaba el Camino de Santiago entre Jaca y Santa Cilia. Además, en la tarde del domingo han tenido que actuar para rescatar a un montañero con una rotura de fibras en el pico Anayet, a una montañera con síntomas de agotamiento en la vía ferrata de Sacs (Benasque) y a otra persona lesionada en la rodilla en la zona del Ibón de Ip, en Canfranc.

Cuatro intervenciones en la jornada del sábado

En la jornada del sábado, los agentes tuvieron que participar en cuatro operaciones. En la primera, rescataban a un menor francés de 17 años, que se había lesionado un tobillo cuando descendía el barraco Mirabal. Debido a lo inaccesible de la zona, los agentes tuvieron que realizar un ciclo de grúa para acceder hasta el accidentado y una vez asegurado fue evacuado del lugar con un nuevo ciclo de grúa, siendo trasladado a Benasque y de allí en ambulancia al Hospital Comarcal de Barbastro

Poco antes de las 13:00 horas se recibían dos avisos. En el primero, dos senderistas navarros de 62 y 68 años eran rescatados ilesos tras extraviarse en una ruta circular por la zona de Cerler. Simultáneamente, una senderista de 54 años, vecina de Guipúzcoa, era evacuada al centro de salud de Escarrilla tras lesionarse la rodilla en la zona del Ibón de Piedrafita.
 
El último aviso informaba que dos montañeros de 57 y 64 años, vecinos de Zaragoza, se encontraban enriscados en el Pico Russel. Debido a las rachas de viento, el helicóptero de la Guardia Civil tuvo que dejar a los agentes en un lugar más seguro y éstos se aproximaron a pie hasta los montañeros. Tras colocarles arneses para asegurarlos durante el descenso iniciaron la bajada,  consiguiendo llegar a una zona más segura donde pudo recogerlos el helicóptero, siendo trasladados al Refugio de Cap Llauset ilesos