BALANCE DE VERANO

Estancias cortas y naturaleza, así es el turismo que visita Aragón

Predomina la presencia de turistas nacionales y regresan franceses, alemanes y belgas al Pirineo

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Una familia, practicando senderismo. Foto: Turismo de Aragón

Aragón ha registrado este verano una gran demanda de turistas nacionales. Es la principal conclusión que se extrae del balance provisional sobre el sector que hace la Confederación de Hostelería y Turismo (CEHTA). Además, durante este mes de agosto, los turistas que han visitado Aragón lo han hecho en estancias más cortas y, principalmente, en un entorno vinculado a la naturaleza.

En el balance provisional sobre el turismo aragonés, destaca también la recuperación del turismo extranjero en el Pirineo con los tradicionales visitantes franceses y una importante presencia de turistas belgas y alemanes.

En lo que respecta a la ocupación hotelera, a falta de tres días para cerrar el mes de agosto, Zaragoza rondaría un 60% de ocupación tras una primera quincena en la que se ha alcanzado el 70%. La provincia oscense podría llegar este mes de agosto al 70% de ocupación, con llenos en algunos momentos en zonas como Benasque, Jaca, o Huesca capital. Mientras que la provincia de Teruel rondaría este mes el 60% de ocupación, mejorando sus cifras en todo el territorio, incluida la capital turolense, y zonas tradicionalmente turísticas como la comarca del Matarraña.

Catalanes y madrileños ocupan los hoteles de Aragón

A la espera del regreso del turista extranjero cuando la COVID-19 lo permita, los hoteles españoles han sobrevivido este verano gracias en buena parte a la movilidad de los madrileños, líderes del turismo nacional, y de catalanes, además de aquellos que optan por pasar las vacaciones en sus propios territorios.

En Aragón, el 19,8% de los turistas nacionales alojados este verano en hoteles de la Comunidad proceden de Cataluña, el 18,6% son madrileños y el 16,5% son aragoneses, según la Encuesta de Ocupación Hotelera correspondiente a julio.

La Encuesta, publicada esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), pone cifras concretas a fenómenos, por otra parte perfectamente explicables, como que los turistas de las comunidades más pobladas llenan los hoteles de toda España y que, de todas ellas, Madrid, con un territorio menor -y sin playa-, es la que genera más viajeros hacia el resto de destinos.

Además, en muchas comunidades son mayoría en los hoteles los propios residentes. En Cataluña casi seis de cada diez. Esta preferencia por las regiones vecinas que se observa en los viajes turísticos nacionales de andaluces y catalanes, se produce también entre los residentes en el norte del país, donde por ejemplo los vascos son el 15,2% de los clientes de los hoteles riojanos, el 14,4% en los navarros y el 13% en los cántabros.